Güiza abraza a Borja Valero, del Mallorca
Dani Güiza abraza a Borja Valero tras el gol del Mallorca al Real Madrid. 20MINUTOS.ES/Agencias

El Real Madrid tuvo que sufrir hasta el ultimo minuto para arrancar un empate (1-1), el tercero en su casillero, ante un Mallorca que igualó el gol de Wesley Sneijder en la segunda parte por intermedio de un ex madridista, Borja Valero, cuando jugaba con superioridad numérica por la expulsión de Sergio Ramos (min. 65).

El partido tuvo dos jugadas muy polémicas, un gol anulado a Fernando Navarro (min. 33) y un posible penalti por mano de Fabio Cannavaro (min. 43) que el árbitro apreció como involuntario. Por ello, el público dedicó una espectacular "pañolada" a Daudén Ibañez.

El Madrid fue mejor en la primera parte, pero se vino abajo en la segunda

El holandés Arjen Robben fue el jugador más activo del Madrid en la primera parte. Su velocidad y sentido de la verticalidad creó graves problemas a la defensa local.

Además, Robben, que empezó jugando por la izquierda, cambió de banda varias veces. Precisamente, la jugada del gol -plena de habilidad- la creó por la derecha con un regate seco y preciso. En el segundo palo -Higuaín dejó pasar el balón- la remachó su compatriota Wesley Sneijer a placer.

El gol del Madrid en el minuto 43 fue respondido poco después con un centro de Fernando Varela que el italiano Fabio Cannavaro interrumpió con la mano dentro del área, pero Daudén Ibañez no apreció infracción alguna.

La expulsión de Sergio Ramos fue decisiva y poco después llegó el empate
Los jugadores, el banquillo y el público fue el clamor contra el colegiado, que poco antes (min. 33) había anulado un gol a Fernando Navarro al apreciar una falta dudosa del venezolano Juan Arango a Sergio Ramos.

El Madrid había hecho muy poco para merecer la ventaja mínima. Aunque empezó con la autoridad que le otorga el liderato, su juego fue perdiendo consistencia a medida que pasaban los minutos.

Pulcro pero irregular José María Gutiérrez "Guti", fiable Fernando Gago, aunque limitado al juego horizontal, perdido Raúl (fue sustituido en la segunda parte), el Madrid se encomendó a la fuerza de Sergio Ramos, la habilidad de Robben y algunas apariciones esporádicas del argentino Gonzalo Higuaín.

Tampoco fue un canto a la seguridad defensiva la zaga madridista. En el minuto 23, permitió la llegada franca de Daniel Güiza, que erró de forma lamentable ante Iker Casillas. Además, en su debe quedaron esas dos acciones -el gol anulado y la mano de Cannavaro- que pudieron alterar las coordenadas del partido.

El Mallorca estuvo en su nivel. El equipo de Manzano no tiene muchos secretos. Sabe esconder sus limitaciones y siempre que puede, o le dejan, intenta sacar el máximo provecho de lo bueno que tiene. Es un equipo bien armado, peligroso para cualquiera cuando se juntan el "Caño", Arango y Güiza, pero eso sólo ocurrió en contadas ocasiones. Además, muy pronto (min. 27) perdió al central Iván Ramis, lesionado, que fue sustituido por David Navarro.

El Madrid prefirió esperar el fallo del rival en la segunda parte para sentenciar. Estuvo reservón, más preocupado de frenar las embestidas locales que de mantener la iniciativa. Esa actitud la incrementó más, todavía, tras la expulsión de Sergio Ramos (min. 65). Con inferioridad numérica, Schuster sustituyó a Higuaín y puso en su lugar a Diarrá.

Una espectacular chilena de Arango avisó de las intenciones del Mallorca, que se lanzó a un ataque demoledor, que hizo recular al Madrid. Entonces, surgió la clase de un ex madridista Borja Valero, que había sustituido a Varela poco antes, para clavar el balón por todo el ángulo de la portería de Casillas.

Pero no fue todo. Güiza, peleado con el gol esta noche, estrelló un remate en el travesaño con Casillas ya vencido (min. 82). El Mallorca era un vendaval frente a un Madrid empequeñecido, incapaz de reaccionar y conformándose con achicar balones. Triste final para el líder, que se dejó en el Ono Estadi dos puntos que pueden ser determinantes en la carrera por revalidar el título.

El empate dejó a los equipos a medias en sus respectivos objetivos. El Mallorca no aseguró de forma matemática la permanencia, y el Madrid tampoco puso tierra de por medio ante sus más inmediatos perseguidores, el Villarreal y el Barcelona.



- Ficha técnica:

1 - Real Mallorca: Moyá; Héctor (Webó, min. 78), Nunes, Ramis (David Navarro, min. 27), Fernando Navarro; Varela (Borja Valero, min. 67), Basinas, Ibagaza, Jonás; Arango y Güiza.

1 - Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Cannavaro, Heinze, Marcelo; Gago, Guti, Sneijder (Torres, min. 74) ; Robben, Higuaín (Diarra, min. 67) y Raúl (Julio Batista, min. 80).

Goles:
0-1: min. 43: Sneijder marca a placer tras una gran jugada de Robben por la banda izquierda. 1-1: m. 72, Borja, bate a Casillas por la escuadra izquierda con un disparo desde el borde del área.

Arbitro:
Daudén Ibañez (colegio aragonés). Amonestó a Fernando Navarro, Varela, Borja Valero, del Mallorca; Expulsó a Sergio Ramos, del Madrid, por doble amonestación en el minuto 65; amonestó a Heinze, Casillas.

Incidencias: Unos 21.000 espectadores presenciaron el partido correspondiente a la trigésima primera jornada del campeonato de Liga disputado en el Ono Estadi, en el primer gran lleno de la temporada del recinto balear. Gregorio Manzano y Bernd Schuster se saludaron antes del partido dando por zanjadas sus diferencias del último partido de Copa en el estadio Santiago Bernabeú. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del ex vicepresidente del Mallorca, Guillermo Oliver.