Aritz Aduriz
Los jugadores del RCD Mallorca celebran el segundo gol de su equipo ante el Getafe CF, obra del delantero Aritz Aduriz. EFE

El Mallorca volvió a vencer en su estadio esta temporada, este domingo ante el Getafe (3-1), y consiguió su cuarta victoria consecutiva en su campo, lo que le permite mantenerse en posiciones que dan acceso a disputar competiciones europea.

Dos goles de Aritz Aduriz y otro de Julio Álvarez, éste en la primera parte, encarrilaron el triunfo balear, mientras que el uruguayo Juan Albín descontó para el Getafe con un golazo de falta directa. Ese fue el primer gol que encaja el Mallorca en el Ono Estadi en cuatro partidos, tras vencer 2-0 al Xerez, 4-0 al Tenerife y 3-0 al Valladolid.

Albín logró el primer tanto en el Ono Estadi de un equipo contrario

El gol de Julio Álvarez que inauguró el marcador (min. 31) resumió todas las carencias defensivas del equipo de Michel en la primera mitad. El extremo mallorquinista se encontró el balón de rebote, ya que el argentino Cata Díaz lo había estrellado en el palo izquierdo de su compatriota Óscar Ustari en su intento desesperado por despejar.

Fallos tan llamativos como ese lo prodigó la defensa 'azulona' -que vistió de blanco- en varias ocasiones, circunstancia que dio alas a un Mallorca que empezó como la tarde en la capital balear, muy fría y ventosa, pero que se fue animando ante las facilidades de un Getafe que sólo mostró un juego pulcro y ordenado, pero sin mordiente, ni arriba -Roberto Soldado estuvo muy desasistido- ni atrás.

El Mallorca superó un pésimo inicio de partido y se animó con la ventaja en el marcador. Entonces, aparecieron el uruguayo Gonzalo Castro, el vasco Aritz Aduriz y el buen manejo del balón de Borja Valero y Mario Suárez, para crear agujeros en la retaguardia visitante.

El Getafe también tuvo sus ocasiones (el suizo Celestini y Soldado en los minutos 40 y 43) que resolvió con maestría el meta israelí Dudú Aouate, empeñado en seguir imbatido en el Ono Estadi, aunque esa racha la cortó Albín en la segunda parte con un gran gol de falta directa desde la frontal del área.

Los mallorquinistas, en tromba

El Mallorca salió mucho más animado en la segunda parte ante un Getafe plomizo y sin chispa. Castro, Aduriz y Víctor encontraron siempre espacios para maniobrar y, de esa manera, llegaron otros dos goles que llevaron el sello de un Aduriz que ya suma cinco dianas y se codea con lo más excelso de los artilleros de la Liga.

Los mallorquinistas se mostraron muy serios durante todo el partido

Michel dio entrada a Casquero, Manu del Moral -que jugaba su partido número 100- y a Boateng para intentar buscar una reacción de su equipo, que llegó con el golazo de falta de Albín.

El partido, sin embargo, ya lo controlaba con facilidad el Mallorca, que sigue acumulando méritos en su estadio para asegurar la permanencia cuanto antes. El equipo de Gregorio Manzano ha ganado los cuatro encuentros en casa y sólo ha encajado un gol. Además, suma 13 puntos en siete jornadas, los mismos que en toda la primera vuelta de la temporada pasada.

El Getafe, por su parte, sigue sin ganar en la capital balear y lo único que ha conseguido hasta ahora es un empate en seis visitas.

Ficha técnica

3 - Mallorca:
Aouate; Josemi, Ramis, Nunes, Ayoze; Julio Álvarez, Mario Suárez, Borja Valero (Pezzolano, min. 86), Castro; Víctor Casadesús (Keita, min. 81) y Aduriz (Martí, min. 73).

1 - Getafe: Ustari; M. Torres, Cata Díaz, Rafa, Mané; Parejo (Boateng, min. 75), Celestini (Casquero,  min. 71), Adrián González; Albín, Soldado y Gavilán (Manu del Moral min. 64).

Goles: 1-0, min. 31: Julio Álvarez marca tras un rechace defectuoso del 'Cata' Díaz que se estrelló en el palo; 2-0, min. 53: Aduriz bate a Ustari con un remate cruzado; 3-0, min. 70: Aduriz culmina un gran contragolpe mallorquinista; 3-1, min. 78: Albín, de falta directa.

Árbitro:
Alvarez Izquierdo (comité catalán).Amonestó a Celestini, Adrián, Parejo, Víctor Casadesús y Nunes.

Incidencias: Unos 15.000 espectadores en el Ono Estadi. Se guardó un minuto de silencio por la muerte de Shezhana Blagoeva, la última víctima de la violencia de género en Mallorca.