Borja Valero
El centrocampista del RCD Mallorca, Borja Valero (c), pugna por el balón con el defensa del Getafe, Miguel Torres (d). EFE

El Getafe ha acabado esta noche con la condición de invicto del Mallorca en el Ono Estadi, al imponerse por 1-2 en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, aunque los mallorquinistas mantienen opciones para la vuelta tras el tardío gol de Castro en el descuento.

El Mallorca no fue el mismo de la Liga y, como ya ocurriera hace dos temporadas, está a un paso de caer en los cuartos de final ante el mismo rival: el Getafe. La presión asfixiante ejercida por los visitantes en todas las zona del campo ahogó a los rojillos en la primera parte, sobre todo, en el centro del campo, donde ni Mario Suárez ni Martí encontraron espacios para maniobrar ante el empuje y garra de Boateng y Casquero.

En la primera parte no hubo demasiado fútbol y ambos equipos pelearon en el centro del campo

El fútbol quedó relegado a un segundo plano y todo se redujo a una lucha sorda en muy pocos metros. Sin apenas balones que tocar, los goleadores de ambos equipos, Aritz Aduriz, del Mallorca, y Roberto Soldado, del Getafe, sustituido en la segunda parte por Miku, pasaron casi inadvertidos.

Aduriz, no obstante, fue el protagonista de la única ocasión de su equipo en la primera mitad (min. 34), cuando cabeceó hacia abajo y pegado al palo, respondiendo el meta argentino Óscar Ustari con una gran intervención.

El conjunto que entrena Míchel no sólo desactivó el juego ofensivo del Mallorca, sino que también contragolpeó en un par de ocasiones (mins. 39 y 42) con gran peligro a través de Soldado y Manu del Moral.

El gol de Manu del Moral (min. 50) al poco de comenzar la segunda parte fue un auténtico mazazo para los locales, que tardaron en reaccionar. Soldado tuvo la sentencia tres minutos después, pero su disparo salió desviado por muy poco.

En busca del revulsivo

Gregorio Manzano, técnico del Mallorca, decidió reforzar su ataque sustituyendo a Julio Alvarez por Alhassane Keita, con la esperanza de que la velocidad del guineano alterara el guión del partido.

El Getafe no sentenció a su rivalPero fue otro futbolista recién ingresado al campo, el venezolano Miku, el que asestaría un golpe mortal al Mallorca al marcar el segundo gol tras una gran jugada personal (min. 68).

Miku necesitó tan sólo cinco minutos, tras sustituir a Soldado, para enseñar la calidad que atesora y, de paso, dejar la eliminatoria casi decidida.

El Mallorca buscó acortar las diferencias en el marcador con más corazón que cabeza, incluso, reclamó algunos penaltis en jugadas dudosas con Aduriz y Borja Valero como protagonistas, pero el colegiado las ignoró. Al final, el gol de Castro en el tiempo de descuento da alguna esperanza a los rojillos de remontar en el campo del Getafe.

Ficha técnica:

1 - Mallorca: Lux; Mattioni, Rubén, Nunes, Ayoze; Julio Alvarez (Keita, min. 59), Martí, Mario Suárez, Castro; Borja Valero y Aduriz.

2 - Getafe:
Ustari, Miguel Torres (Contra, min. 79), Mario, Rafa, Mané; Pedro Ríos, Boateng, Casquero (Celestini, min. 71), Manu del Moral; Dani Parejo y Roberto Soldado (Miku, min. 63).

Goles: 0-1, min. 50: Manu del Moral; 0-2, min. 68: Miku; 1-2, min. 92: Castro

Arbitro:
Pérez Burrull (colegio cántabro). Amonestó a Ayoze, Pedro Ríos, Rafa, Aduriz, Nunes y Borja Valero.

Incidencias: Partido de ida correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el Ono Estadi ante unos 11.000 espectadores.