Unai López y Baba
Unai López y Baba. EFE

RCD Mallorca y Athletic empataron un partido que cualquiera de los dos pudo ganar. Ambos dispusieron de un penalti en los últimos minutos, y los dos lo fallaron.

El cuadro balear dispuso de dos grandes ocasiones en los últimos minutos. La primera fue un disparo de Salva Sevilla que se estrelló en la madera. A diez del final, Yuri cometió penalti sobre Kubo, que había entrado poco antes. Abdón Prats asumió el lanzamiento y su zurdazo salió desviado, a la izquierda de Unai Simón.

El Athletic tuvo también dos buenas ocasiones al final. Ya en el tiempo de descuento fue Larrazabal quien estrelló un remate en el larguero. En el 94, el árbitro (VAR mediante) señaló penalti por manos de Baba. Reina detuvo el disparo de Aduriz, que había saltado al campo con una ovación por su pasado mallorquinista.