Se prolonga la maldición de Serena Williams con el récord de Margaret Court

Bianca Andreescu y Serena Williams se abrazan después de la final del US Open.
Bianca Andreescu y Serena Williams se abrazan después de la final del US Open.
EFE

La canadiense Bianca Andreescu, de sólo 19 años, se proclamó campeona del US Open al ganar su primer Grand Slam en una clara final sobre Serena Williams por 6-3 y 7-5. La estadounidense tiene el doble de años, 32 finales disputadas más y 22 títulos más en su palmarés, pero esta derrota le duele especialmente.

Y es que a Williams se le sigue resistiendo el récord absoluto de Margaret Court. Ya son casi dos años en los que Serena, que por el camino ha sido madre y por tanto tuvo que alargar un poco ese objetivo, en los que ha buscado ese 24º título que la colocaría como la tenista con más grandes de la historia junto a la mítica australiana.

Hay que remontarse al Open de Australia de 2017, cuando las hermanas Williams protagonizaron un duelo fratricida que se llevó la menor y más exitosa. Desde ese vigésimotercer título, empezó a hablarse del récord de Court. Y, como una especie de maldición, a Williams se le ha resistido.

Con la derrota en este US Open, la exnúmero 1 estadounidense ha perdido cuatro finales de Grand Slam consecutivas, algo que no ocurría desde 2005 cuando Lindsay Davenport cayó en Wimbledon. Precisamente ha sido en el torneo londinense donde Serena ha perdido dos de esas finales (2018 ante Kerber y 2019 ante Halep) y entre medias el propio US Open de 2018 ante Osaka.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento