Malcom
Malcom, jugador del Girondins de Burdeos que fue anunciado por la Roma como nuevo fichaje. Twitter.com @ASRomaEspanol

El tercer fichaje del Barcelona ya es una realidad: Malcom Filipe Silva de Oliveira ha dejado el Girondins de Burdeos para unirse a la disciplina blaugrana para las próximas cinco temporadas. Y eso que, 24 horas antes, estuvo a punto de ser integrante de la Roma.

Parecía uno de esos fichajes de relevancia media, de los que sirven para cubrir la cuota de novedades en el mercado veraniego, pero ya se ha convertido en uno de los culebrones del periodo estival.

Malcom, un extremo derecho procedente del Girondins de Burdeos, se había convertido en una de las incorporaciones de la Roma. Uno de esos fichajes 'made in Monchi' de un jugador semidesconocido pero destinado a despuntar. El propio club italiano había anunciado la operación, pendiente de las revisiones médicas, y el jugador se iba a desplazar este lunes por la noche a Roma por avión para ser recibido por sus nuevos hinchas.

Sin embargo, a última hora del lunes, todo se torció por culpa del Barcelona. Cuando Malcom iba a coger el avión, se enteró de que el conjunto culé le quiere y no sólo no se subió al mismo, sino que envió a sus agentes a la ciudad condal para negociar la operación. Tardaron muy poco en cerrar los flecos.

El interés del club culé lo cambió todo, y en menos de 24 horas cambió la elástica de la Roma, que nunca se llegó a poner, por la del Barcelona. El jugador brasileño se incorporará inmediatamente a la disciplina blaugrana en Estados Unidos, donde los de Ernesto Valverde arrancan la pretemporada.