Cazorla en el Málaga - Villarreal
El centrocampista del Málaga Santi Cazorla, contra el Villarreal. Jorge Zapata / EFE

El Málaga, en un buen primer tiempo, sentenció un partido en el que el Villarreal tuvo ventaja en los últimos quince minutos al jugar con un futbolista más, pero que no supo aprovechar, a pesar de su dominio literal en la segunda parte. El triunfo sitúa a los andaluces quintos en puestos de competición europea.

El conjunto castellonense llevaba ocho meses sin vencer a domicilio -la última vez fue en San Mamés contra el Athletic de Bilbao por 0-1-, aunque en las últimas siete visitas a La Rosaleda salió airoso con una sola derrota, hace dos temporadas con dos goles del ahora delantero del Sabadell, el franco-marroquí Nabil Baha. Por su parte el Málaga se presentaba como uno de los mejores equipos de la Liga como local, tras haber perdido solo contra el Real Madrid por 0-4, después de disputar cinco encuentros.

El enfrentamiento fue especial para el ahora centrocampista del Málaga Santi Cazorla, que se enfrentó a su exequipo, con el que consiguió cotas impensables, y que incluso la pasada temporada cuando llegó con el Villarreal a Málaga le endosó dos goles y posibilitó el triunfo de su equipo por 2-3.

Jeremy Toulalan fue el mejor del partido El Málaga no quiso verse sorprendido y desde el primer minuto empezó a presionar. El delantero José Salomón Rondón, avisó, y a continuación, en el 5, en el segundo saque de esquina, el centrocampista francés Jeremy Toulalan, de cabeza, se anticipó a la defensa y adelantó a su equipo. El Villarreal no se descompuso, a pesar de la presión del conjunto andaluz. Poco a poco sabía que en alguna acción de ataque podría sorprender a la defensa malaguista. Y fue en una llegada de Borja Valero con desmarque del delantero Marco Ruben, y éste, con un disparo fuerte, batió a Caballero en el minuto 16.

Cambia el partido

El equipo castellonense cambió radicalmente. A la contra, veloz y con Borja Valero, creativo, suelto y ofreciendo lecciones de fútbol. Incluso pidió un penalti de Demichelis sobre el goleador Marco Ruben, que Velasco Carballo omitió. El Málaga atacaba, pero sin acierto y claridad. El partido entró en una parte sumisa, vulgar y sin acierto. La única llegada correspondió a De Guzmán, cuyo lanzamiento flojo lo atajó Caballero.

El descanso prácticamente llegaba a su fin con tablas en el marcador, pero cuando peor estaba el Málaga una internada de Rondón por la izquierda, su disparo lo frenó Diego López, que no pudo agarrarlo y el rechace lo aprovechó Isco para empujar el balón en el minuto 40.

A partir del descanso hubo momentos de aburrimiento, aunque el Villarreal tomó el mando, porque el Málaga dejó espacios. En un centro por la derecha Marco Ruben atinó a rematar de cabeza, pero no sorprendió a Caballero. El control lo tenía el conjunto castellonense y los locales, cerrados, llevaban veinticinco minutos sin lanzar a portería. El partido se transformó en el minuto 75 con la expulsión por doble amarilla del mejor jugador malaguista, el centrocampista francés Jeremy Toulalan. En la falta de éste Borja Valero pudo igualar, pero Caballero respondió con una intervención galáctica en el minuto 76. El jugar con uno más no lo aprovechó el Villarreal frente a un Málaga defensivo, pero que supo sufrir y apuntarse un triunfo fundamental para continuar arriba en la clasificación.

FICHA TÉCNICA:


2 - Málaga: Caballero; Sergio Sánchez, Demichelis, Mathijsen, Monreal; Cazorla, Toulalan, Duda (Camacho, m. 61), Isco; Sebastián Fernández (Buonanotte, m. 71) y Rondón (Van Nistelrooy, m. 61).

1 - Villarreal: Diego López; ángel (Senna, m. 67), Gonzalo, Musacchio, Oriol; De Guzman (Moisés, m. 54), Bruno (Gonzalo, m. 84), Mario (Joselu, m. 85), Hernán Pérez; Borja Valero y Marco Ruben.

Goles: 1-0, M.5: Toulalan. 1-1, M.16: Marco Ruben. 2-1, M. 40: Isco.

Árbitro: Velasco Carballo (Comité Madrileño). Mostró tarjeta amarilla al malaguista Toulalan (m.65) y m (75), Caballero (m. 78) y Buonanotte (m. 87), y a los jugadores del Villarreal Angel (m. 33), Bruno (m. 35) y Hernán Pérez (m. 86).

Incidencias: Partido correspondiente a la decimotercera jornada de Liga de Primera División disputado en el estadio de La Rosaleda de Málaga ante unos 29.000 espectadores.