Málaga, mediatizada por la mala situación deportiva de su equipo, el Probisa Hotel El Pinar, penúltimo de la Superliga, pero expectante como anfitrión del torneo, sirve de escenario a la trigésima edición de la Copa del Rey de Voleibol, que se disputará en el pabellón Ciudad Jardín desde mañana hasta el 27 de febrero. El Son Amar Palma parte como favorito.