Piscina 'verde' en Río
El agua de una de las piscinas olímpicas se ha vuelto verde. GTRES ONLINE

La piscina de clavados de los Juegos Olímpicos de Río cuyo agua se volvió verde hace unos días por un fallo en el sistema de filtración ha tenido que ser cerrada este viernes después de que los deportistas reportaran malos olores y escozor en los ojos

El portavoz del comité de organización, Mario Andrada, confirmó la clausura y aseguró que se trataba de una decisión para "resolver pronto el problema".

"Huele como si alguien se hubiese tirado un pedo", escribió el saltador alemán Stephan Feck en su Facebook tras entrenar en el centro acuático Maria Lenk del Parque Olímpico, donde está prevista en la tarde de este viernes la ronda preliminar de la competición femenina de trampolín individual.

Entre el lunes y el martes el agua azul de la piscina se volvió verde, según la Federación Internacional de Natación (FINA) debido a que los tanques de agua se quedaron sin diversos químicos de tratamiento, lo que alteró el nivel de pH normal de la piscina. 

No obstante, se descartaron riesgos para la salud de los competidores, por los que dos pruebas de clavados se disputaron en agua verde.