Maialen Chourraut
La palista Maialen Chourraut. QUICKCOM

La española Maialen Chourraut se ha clasificado este jueves para la final de K1 femenino de los Juegos de Londres con la segunda mejor marca de la semifinal. La guipuzcoana realizó su bajada en 108,34 segundos y accede a la lucha por las medallas como una de las rivales a batir en el Lee Valley White Water Centre, al norte de la capital británica.

Chourraut, que ya ganó aquí en la Copa del Mundo, presentó en la bajada sus credenciales como una de las favoritas para la presea dorada junto a la eslovaca Jana Dukatova, la francesa Emilie Fer y la austríaca Corinna Kuhnle.

En su descenso, la palista del Atlético San Sebastián, que disputó la semifinal en décimo quinta y última posición, marcó un tiempo de 26,13 segundos en el primer sector y de 69,03 en el segundo, acabando en segunda posición pese a una penalización de dos segundos, lo que garantizó el pase a la lucha por los metales, para el que se clasifican las diez primeras.

La palista polaca Natalia Pacierpnik dio la sorpresa y finalizó su recorrido en primer lugar con una sorprendente marca de 107,79 segundos, seguida de Chourraut y de la francesa Emilie Fer, tercera, que paró el cronómetro en 109,73. Chourraut luchará por las medallas a partir de las 14.57 GMT, hora a la que comienza la final.

Erika Villaécija, fuera de la final

 La española Erika Villaécija vio buenas señales de cara a los 10 kilómetros en aguas abiertas de la próxima semana, a pesar de haber quedado fuera de la final en los 800 metros libre de esta mañana en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. La nadadora de Barcelona explicó: "Han sido décimas (por lo que se quedó fuera), conforme iba pasando la prueba me iba encontrando mejor. Eso es una buena señal para los 10.000".

"La carrera ha estado bien; me he quedado fuera por muy poco, me hubiera gustado estar en la final, pero no ha podido ser, ahora tengo el 10.000 y es una oportunidad más. A ver qué pasa", dijo a los periodistas en el Centro Acuático de la capital británica. Villaécija, que cumple sus terceros Juegos en Londres, declaró: "Estoy muy contenta y orgullosa de mi carrera deportiva, llevo nueve años en la elite y es muy importante. Estoy muy contenta porque hay mucha gente que me apoya. Erika no es solo una nadadora es una persona".