El madridismo sufre, los culés disfrutan
Ronaldinho, protagonista del clásico. X EFE
Mientras los primeros rumores ya empezaban a hablar de una posible salida del técnico Luxemburgo al Santos, sólo Butragueño tomó la palabra: «Hay que tener tranquilidad y no tomar decisiones precipitadas». Para colmo de males, la lesión de Raúl le tendrá de baja al menos un mes.

Mientras, todo era felicidad en Can Barça. El equipo azulgrana fue recibido por cientos de aficionados en el aeropuerto del Prat y sólo unas horas después ya estaba preparando el choque de mañana ante el Bremen. «Fue un partido soñado que no olvidaré nunca», dijo Ronaldinho.

La prensa mundial se hizo eco del partido. Uno de los titulares más significativo aparecía en la Gazzetta dello Sport: «Ronaldinho pone a sus pies el Bernabéu».