Amplias victorias de Real Madrid y Unicaja en la segunda jornada de la Euroliga

El Real Madrid y el Unicaja, en la Euroliga.
El Real Madrid y el Unicaja, en la Euroliga.
EFE

Real Madrid y Unicaja no fallaron en la segunda jornada de la primera fase de la Euroliga y se impusieron con contundencia ante su público al Asseco Prokom (94-72) y al Olympiakos (86-68), respectivamente.

El conjunto dirigido por Ettore Messina dominó el duelo ante los polacos desde el arranque y sólo encontró algo de oposición en el primer cuarto por parte de Logan (19 puntos en el partido), una auténtica pesadilla para Bullock hasta que Kaukenas puso orden y le dejó en cero puntos en el segundo cuarto.

En ese momento, Garbajosa (13), Kaukenas (15), Bullock y Lavrinovic (19), sobre todo este último, tomaron el mando del partido y lograron una renta madridista que alcanzó hasta los 18 puntos al descanso (51-33).

Maniatado Logan, el Prokom no fue un rival peligroso y sólo Woods intentó coger el relevo anotador, aunque sin demasiado éxito. Los blancos administraron la renta y los polacos sólo maquillaron el resultado al final (94-72).

Unicaja masacró a los griegos

Por su parte, los malagueños rozaron la excelencia en una exhibición sin precedentes ante un rival de mucha entidad, desquitándose de su pésimo inicio en la competición doméstica, donde comparte la última plaza, y mostrando un potencial con el que podría ser candidato a todo la presente temporada.

El Olympiakos de Giannakis no pudo frenar al equipo de Aíto García Reneses, que desde el comienzo presentó sus credenciales a la victoria, realizando un primer período casi perfecto (30-18).

Cambió el panorama en el segundo cuarto, con un buen Teodosic (15 puntos) y con el acierto de los hombres del banquillo heleno (Papaloukas y Vujcic), pareció acabar con el festival, aunque el buen hacer de Dean (19 puntos) dejó el marcador con una renta de 10 al descanso (48-38).

En la segunda parte no hubo color. Los malagueños salieron enrabietados de los vestuarios y de nuevo pasaron por encima del bloque de Giannakis, que no encontraba solución alguna entre su extensísima rotación.

Con Cook sobresaliente en la dirección, la anotación de las alas y la dureza interior, personificada en la pareja Freeland-Archibald (10 puntos cada uno), el Unicaja aumentó aún más su renta, que llegó hasta los 23 puntos (73-50, min.29), ante un rival impotente y atónito ante tal monstruosa demostración.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento