El Madrid sale vivo
El extremo del Valladolid Sisi intenta marcharse ayer en Zorilla de Marcelo. (Fernando Blanco).

El Real Valladolid dejó escapar vivo ayer al Real Madrid de Zorrilla.

Si se hubiera tratado de un combate de boxeo, el equipo de Mendilíbar hubiera ganado a los puntos. Los vallisoletanos jugaron con inteligencia y criterio desde el pitido inicial, con un Borja que se hizo con el medio del campo.

Los pucelanos abrieron el juego a las bandas, donde encontraron a Sesma y Sisi, que se convirtieron en verdaderos filones y lograron meter al Madrid en su campo.

Sesma, Borja y Kome fueron los primeros que probaron a Casillas, aunque Butelle tuvo que resolver la papeleta más complicada tras un enorme tiro de Raúl.

Llorente pudo marcar en el descuento tras un fallo de Casillas, pero no tuvo su noche.

¿La respuesta? No tardó ni un minuto. Sisi enganchó un disparo desde la frontal y Casillas tuvo que meter la mano in-extremis para desviar el balón.

Tras el descanso

En la reanudación, el Valladolid fue a más y un trallazo lejano de Pedro López, que se coló por la escuadra se convirtió en el 1-0.

Pudo llegar el 2-0, en varias ocasiones, pero Llorente no tuvo su noche.

Cuando el segundo gol blanquivioleta parecía que podía llegar, a dos minutos del final, Saviola estableció el empate.

Pese a ello, el Valladolid no bajó los brazos y Llorente tras un falló de Casillas tuvo el balón franco para haber dado el triunfo a los suyos, justo antes del descuento.

Zorrilla vivió un día de fiesta

El estadio José Zorrilla vivió ayer un día de fiesta, tras colgarse el cartel de ‘no hay billetes’ por tercera vez en los 25 años de existencia del coliseo vallisoletano.

Los aficionados no quisieron perderse la visita del Madrid, que llevaba cuatro años sin hacerlo, pero al final los galácticos fueron los de Mendilibar.