Cannavaro y Van Nistelrooy
Cannavaro y Van Nistelrooy, dos de las nuevas caras del Madrid. (Efe) Efe

La 52 edición del Trofeo Ramón de Carranza, que comienza mañana, destaca por el retorno del Real Madrid, después de doce años, y la participación del Villarreal, Betis, y Cádiz, anfitrión descendido a Segunda División tras su fugaz paso por Primera.

El conjunto blanco participó por última vez en el torneo en 1994 y ha participado un total de trece ocasiones en esta competición, aunque su último título lo consiguió en 1982, de los seis que posee.

La espectación ante la presencia del Madrid es tanta, que el partido de entre los de Capello y el Betis ha motivado que se agoten las localidades para este choque.

El conjunto gaditano intentará lograr una victoria en su tradicional torneo veraniego con la que animar a su afición, tras quedarse a las puertas de ganar el año pasado.

El Villarreal, segundo suplente

Inicialmente, la última plaza de esta edición iba a pertenecer al Inter de Milán, pero ante la posibilidad de que la Federación italiana de fútbol le obligase a disputar la Copa del país transalpino en esas fechas, se optó por el Flamengo de Brasil, que también se cayó del cartel por sus problemas de clasificación en la liga de su país.

Finalmente, el Villarreal aceptó jugar el torneo, después de que la Federación de Fútbol de Hungría anulase el encuentro amistoso que los castellonenses iban a disputar en Budapest ante la selección magiar el 12 del este mes.

Horarios:

Cadiz - Villarreal (Viernes, a las 18:30)

Real Madrid - Betis (Viernes, a las 22:00)

Tercer y cuarto puesto (Sábado, a las 18:30)

Final. (Sábado, a las 22:00)