Al Barça le falla la puntería en Lyon, el Camp Nou decidirá

  • Empate sin goles de los azulgrana en Francia en la ida de los octavos de la Champions.
Messi en el partido entre Olympique Lyon y Barça.
Messi en el partido entre Olympique Lyon y Barça.
EFE

Nada menos que 25 disparos intentó el Barcelona en Lyon, pero no fue su día (0-0). La puntería le falló a los azulgrana en mal momento, en la ida de los octavos de la Champions, aunque lo que quedó claro es que los culés son muy superiores al conjunto galo y que en la vuelta en el Camp Nou el 13 de marzo deberían sellar sin problemas su clasificación para los cuartos de final.

La gran novedad en el ‘11’ de  Valverde fue la presencia de Sergi Roberto en el centro del campo, y si el motivo fue dar más control a su equipo, está claro que no lo consiguió. El choque fue una montaña rusa en su inicio, un ida y vueta que podía haber caído de cualquiera de los dos lados.

El primer aviso fue un disparo de Dembélé, y la respuesta fue un chut lejano de Aouar y, sobre todo, un disparo violentísimo de Terrier que Ter Stegen tocó lo justo para enviar al larguero. La réplica fue de nuevo de Dembélé, que en el mano a mano algo escorado casi marca, pero el portero Lopes se le echó encima.

El ida y vuelta inicial dio paso a una fase en la que el campo se inclinó del lado del Barça.Los azulgrana dejaron de conceder tanto atrás y siguieron llegando con peligro. Un chut de Messi tras una jugada de Alba por la izquierda se perdió fuera por poco, Dembélé tuvo otra con un disparo desde dentro del área que se fue muy alto y hasta Busquets se animó con un tiro mordido que dio en un defensa y casi se cuela en la portería gala.

Si en la primera mitad hubo una relativa igualdad, al menos en los inicios, en la segunda fue un monólogo azulgrana (ayer de amarillo). Hasta 25 disparos (aunque solo cuatro entre los tres palos) hizo en el partido, una muestra de la ambición y las ganas de marcar de los culés, pero no era su día. Hubo ocasiones claras, pero la definición esta vez falló.

Messi lo intentó en dos ocasiones, pero Lopes estuvo acertado en un disparo duro aunque algo escorado del argentino. Y Luis Suárez no paró de intentarlo, pero no está el uruguayo en su mejor momento de forma.

Valverde metió en el campo a Coutinho, aunque sin arriesgar, quitando a un Dembélé incisivo. Las ocasiones, eso sí, siguieron cayendo una detrás de otra. La más clara, un remate de Suárez acrobático que se fue pegadísimo al palo. Tampoco era el día en el que el charrúa iba a romper su racha de más de tres años sin marcar un gol en la Champions fuera del Camp Nou.

El Lyon renunció definitivamente a ni siquiera asustar al contragolpe, y se dedicó a defender, tratando de mantener el empate. El asedio culé era ya absoluto, y los disparos parecían llegar desde todos lados y por todos sus jugadores. Lo intentó Jordi Alba desde la frontal, y también Busquets, al que Lopes le sacó una gran mano.

En los minutos finales, tuvo una falta perfecta en la frontal Messi, desde la zona en la que más le gusta, pero ni en esa suerte estuvo acertado Leo, que mandó el balón a la barrera. El empate era un hecho, el Camp Nou debería ser otra historia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento