Lydia Valentín
Lydia Valentín posa con su medalla de oro de Londres 2012. Nacho Casares / COE

Lydia Valentín recogió este lunes el premio a la mejor levantadora del mundo por segundo año consecutivo. Un premio por el que la berciana, campeona olímpica, se ha mostrado "muy feliz" pero a la vez "muy entristecida".

El motivo, señala Valentín, es que descubrió que el premio masculino va acompañado de dotación económica y el femenino no, lo que no gustó nada a la haltera. "Algo no va bien", señalaba en su tuit de protesta.

Sin embargo, horas después rectificó, ya que, según apuntan varios medios, el premio económico que se llevó el mejor levantador del año, el georgiano Lasha Talakhadze, fue otorgado por los patrocinadores del haltera y no por la organización.

Valentín es cuatro veces campeona de Europa, doble campeona del mundo y triple medallista olímpica, incluyendo un oro.