Lydia Valentín consigue un bronce en halterofilia: "Esta medalla me sabe a oro"

La española Lydia Valentín posa con su medalla de bronce en la categoría de los 75 kg femenina, de halterofilia.
La española Lydia Valentín posa con su medalla de bronce en la categoría de los 75 kg femenina, de halterofilia.
EFE

La levantadora española Lidia Valentín obtuvo este viernes la medalla de bronce en la categoría de 75 kilogramos de halterofilia femenina de los Juegos Olímpicos de Río 2016 al levantar un total de 257 kilogramos, 116 en la modalidad de arrancada y 141 en la de dos tiempos.

La leonesa, de 31 años, no pudo igualar los registros de la norcoreana Rim Jong Sim, quien dominó la categoría con un total de 274 kilos, ni de la bielorrusa Darya Naumava (258), pero rubricó una jornada histórica para la halterofilia española con la consecución de la medalla de bronce, la primera que el país consigue en esta disciplina en unos Juegos Olímpicos.

El bronce de Lidia Valentín se suma al oro logrado por la palista Maialen Chorraut en el K1 de eslalon en aguas bravas y el oro y el bronce que la nadadora Mireia Belmonte ganó en los 200 mariposa y 400 estilos, respectivamente.

Lidia Valentín, que fue quinta en Pekín 2008 y cuarta en Londres 2012, aseguró el primer intento en la modalidad de arrancada, con 112 kilos. Después, falló con 116 en la segunda rotación aunque acabó alzando este peso en la tercera y última.

Acomodada en la segunda posición a falta de la disputa de la modalidad de dos tiempos, Lidia Valentín caminó con determinación hacia la certificación de su plaza en el podio.

En sus tres últimas apariciones en el Pabellón 2 de Riocentro, levantó consecutivamente 135, 138 y 141 kilos, lo que le aseguró la obtención del bronce con un total olímpico de 257 kilos. Con uno más, 258, cerró la competición la bielorrusa Darya Naumava, segunda.

La gloria en la categoría femenina de 75 kilogramos fue para la norcoreana Rim Jong-Sim, quien se proclamó campeona con un total de 274, repartidos en 121 kilos en arrancada y 153 en dos tiempos.

Este resultado ratificó la superioridad de una levantadora que hace cuatro años, en Londres, ya se había impuesto en la categoría de 69 kilogramos. Ninguna mujer había logrado antes ganar en dos categorías distintas.

La levantadora de Pyongyang, de 23 años, es además la primera deportista de su país que gana dos oros en los Juegos Olímpicos.

"Esta medalla me sabe a oro"

La leonesa, dos veces campeona de Europa, indicó en zona mixta que si hubiera estado en sus mejores marcas "hubiera sido segunda", aunque apuntó que esta medalla, la primera que la halterofilia española consigue en unos Juegos Olímpicos, le "sabe a oro".

"Hace un tiempo no sabía si iba a estar aquí compitiendo y hoy soy medallista", expuso la berciana, de 31 años.

"Yo iba a hacer mi competición, al margen de lo que hicieran ellas", comentó la leonesa tras haber hecho buena la táctica de su entrenador y haber rubricado la consecución de una medalla que, para ella, "hace justicia". "Intenté adelantar (el proceso de recuperación) para poder competir en Río. Siento que al final se hace justicia, que al final todo el sacrificio tiene su recompensa. Si luchas, consigues lo que quieres", agregó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento