Modric, en la Supercopa de Europa frente al Atlético de Madrid.
Modric, en la Supercopa de Europa frente al Atlético de Madrid. EFE

Luka Modric ha aceptado una pena de ocho meses de prisión al declararse culpable de dos delitos fiscales por haber defraudado a Hacienda 870.728 euros, según publica el diario 'El Mundo'.

El jugador croata ha alcanzado un acuerdo con la Fiscalía y acepta íntegramente la acusación formulada por la Agencia Tributaria: defraudar 290.990 euros en el ejercicio 2013 y 579.738 euros en 2014 en sus declaraciones de IRPF utilizando una sociedad instrumental radicada en Luxemburgo. En palabras de la Fiscalía, la cesión de los derechos de imagen a esta entidad fue "simulada" con el único objeto de que la tributación de los ingresos por derechos de imagen fuese nula.

El pacto suscrito con el Ministerio Público contempla el pago de una multa que asciende al 40% de la cuota defraudada. Es decir, 348.291 euros, así como la posibilidad de sustituir la pena de cárcel por una multa de 250 euros diarios. En su caso la sanción por este concepto ascenderá a 60.000 euros.

Un millón ya pagado

Modric ya abonó un millón de euros al inicio del procedimiento judicial y deberá pagar algo más de 400.000 euros más. Además, el Fisco le ha impuesto una sanción de 1,2 millones de euros por no tributar sus ingresos íntegramente en España durante el ejercicio 2012, en el que fichó por el Real Madrid. En este caso la sanción no lleva aparejada delito y se ha cursado por la vía administrativa.