Doncic
Doncic, celebrando una canasta en la final de la Euroliga. EFE

El esloveno Luka Doncic, nuevo jugador de los Dallas Mavericks, se despidió este viernes del Real Madrid a través de una carta en la que agradece al club y la afición el apoyo recibido durante su etapa blanca y que termina con un esperanzador "volveré".

"A partir de ahora, tenéis un madridista más en Dallas. Pero, como dijo Terminator: ¡I'll be back! (Volveré)", termina la misiva, en la que asegura querer "muchísimo" al Real Madrid porque se lo ha dado "todo", como "los más grandes éxitos deportivos", los valores que le acompañarán "toda la vida" y "esa capacidad de lucha que te hace no rendirte jamás, sea cual sea el desafío".

"Me siento muy afortunado. Cuando tenía 13 años y me vine a vivir a Madrid, pensaba en cumplir mi sueño de ser un buen jugador. Lo que nunca pensé es que ese viaje era el inicio de un camino que me llevaría a cumplir no uno, sino dos sueños que solo se hacen realidad en las películas: he sido jugador del mejor club del mundo y, ahora, voy a jugar en la mejor liga del mundo", explica Doncic.

Además de agradecer al club español todo lo que ha hecho por él y a la prensa que lo haya tratado "con respeto cuando era un niño" y lo haya juzgado "con cariño" cuando se hizo mayor, el base-escolta se ha querido despedir "especialmente" de la afición blanca.

"La afición me ha apoyado siempre —añade el texto— perdonando mis errores y disfrutando con mis aciertos. Esa afición que me puso la carne de gallina con aquella ovación en ese primer triple que se jugó un niño de 16 años y a la que sentí muy cerca cuando anoté mi último tiro (...) a 350 kilómetros de lo que siempre consideraré mi casa. Muchas gracias por tanto. Os llevo en mi corazón".

El internacional esloveno también tuvo un recuerdo para los "extraordinarios" compañeros con los que ha tenido "la suerte" de compartir vestuario y que le permitieron "aprender de ellos como profesionales y como personas".

Y también para el presidente, directivos, entrenadores, médicos, fisioterapeutas, delegados, utileros y el resto de empleados con los que ha trabajado desde su llegada a España.

"A todos, gracias, gracias, infinitas gracias. Y, especialmente —destaca— a Alberto Angulo, Pablo Sañudo, Dani Sarto y Paco Redondo, que recibisteis a un niño esloveno que no tenía ni idea de español y me cuidasteis como se cuida a un hijo, hasta hacerme un hombre. Os quiero mucho".

Los Atlanta Hawks seleccionaron el pasado 21 de junio a Doncic con el número tres en el draft de la NBA y a continuación traspasaron sus derechos a los Dallas Mavericks.