Luis Enrique, deportista total
Luis Enrique, en la prueba de bicicleta del Ironman de Frankfurt (DREAMSPERHOUR.COM) DREAMSPERHOUR.COM

"A mis amigos más cercanos les decía que haría triatlón y algún maratón y decían que flipaba... al final se lo han acabado de creer". Y cómo no, dirán ahora. Porque Luis Enrique (Gijón, 8 de mayo de 1970), el ex jugador del Barcelona y el Real Madrid, retirado en mayo de 2004, ha ido más allá de su rol de futbolista, campeón olímpico en Barcelona 92, y se ha convertido en cicloturista, en snowboarder, en maratoniano, en surfista, en triatleta. En finisher de un Ironman. En el deportista total.

"Nunca dejes de luchar por lo que realmente quieras conseguir", no se cansa de afirmar el asturiano. Para 2008 ya tiene nuevos retos, aunque puede caer algún otro: el Marathon des Sables, una carrera que se celebra en Marruecos entre el 28 de marzo y el 7 de abril, sobre seis etapas y 240 kilómeros; la marcha cicloturista Quebrantahuesos, que tiene lugar el 21 junio de 2008; y sobre todo, el Ironman de Klagenfurt (Austria), que se disputa el 13 de julio de 2008.

Bajar de diez horas

"Mi objetivo principal será intentar bajar de 10 horas", señala Luis Enrique, que debutó en un Ironman en 2007 en la prueba de Frankfurt, donde concluyó con un tiempo de 10 h 19' 30". Más de diez horas de esfuerzo continuado en los 3,8 km de natación, los 180 km de la bicicleta y los 42,195 de la carrera a pie de los que consta una prueba de estas características.

La misma que te da el derecho a ser considerado un finisher. "Sé de la dificultad del intento, pero me veo con la ilusión y la capacidad de conseguirlo", explica.

2007 ha sido un buen año para él, pese a una inoportuna fractura de radio por una caída practicando snowboard que retrasó su preparación pensando en Frankfurt. Así, en mayo concluyó el 87º en la general del Medio Ironman de Lisboa, en Portugal, con un tiempo de 4h 40' 32". En septiembre, completó el Triatlón Olímpico de Banyoles (Gerona) y debutó en esta distancia con un registro de 2h 12' 32". En noviembre, fijó el crono en 1h 19' 34" en la media maratón Behobia-San Sebastián y bajó de las tres horas (2h 57' 58") en el Maratón de Florencia.

Progresión constante en el maratón

El maratón, la prueba reina del atletismo, fue su gran primer reto. Su debut en el Maratón de Nueva York de 2005 deparó un crono de 3h 14' 09". "Mi objetivo era acabar y estar entre las tres horas y cuarto y las tres horas y media", recuerda. En el Maratón de Amsterdam, un año después, concluyó en 3h 00' 19".

Ya sea de carretera o de montaña, el ciclismo también ha protagonizado muchos momentos de su nueva carrera. En el zurrón están el Tourmalet, los Lagos de Covadonga o Luz Ardiden. Cumbres míticas del ciclismo. Pero también, ya sea en bici, mejorando la natación o corriendo, muchas horas de entrenamientos y sacrificios.

El proyecto de Sueños por hora

Luis Enrique y dos amigos, Pepe Navarro y Josef Ajram, han puesto en marcha Sueños por hora, un proyecto documental con carácter benéfico en el que se recoge su preparación para el Ironman de Frankfurt.

"Nace con la idea de motivar a la gente a hacer deporte y a conseguir sus sueños a nivel deportivo. Durante cuatro meses nos han grabado durante entrenamientos, competiciones...". Esa es la base del trabajo.

"Todo lo que recaudemos será donado a la fundación del pare Manel, que trabaja con niños que tienen problemas en barrios marginales de Barcelona".