Luis Suárez
Luis Suárez, en un partido del Barça. EFE

El Barcelona no ha podido pasar del empate en su visita a Mestalla, en un encuentro en el que los de Valverde han perdido el liderato, y donde han mostrado bastantes dudas en su producción de jugadas ofensivas. De hecho, sólo cuando Messi ha aparecido -fue el autor del único tanto culé- el campeón ha dado síntomas de poder batir a Neto.

Luis Suárez ha vuelto a dejar muchas dudas, más allá de que apareciera en el tanto de la igualada tras tirar una buena pared a Leo Messi. Sin embargo, perdió casi todos los duelos con los centrales valencianistas, y ha dejado la sensación de estar lejos de su mejor momento físico, lo que alimenta el debate acerca de si más rodaje dentro de la temporada le permitirá ganar esas disputas, o si es un problema de que se trata de un jugador veterano que siempre ha necesitado de su explosividad para mostrar su mejor versión.

Los datos no ayudan, ya que hasta el momento el uruguayo tan sólo ha marcado tres goles en los once partidos que ha disputado con el Barça en este arranque de curso. Vio puerta en la goleada del equipo culé ante el Huesca, donde marcó dos de los ocho tantos del equipo, y en la visita ante la Real Sociedad, pero más allá de eso, su aportación goleadora es nula.

El caso recuerda al que lleva tiempo viviendo Karim Benzema en el Real Madrid, y aunque es cierto que hay matices diferentes gracias a que el uruguayo goza de una aceptación general en el Camp Nou de la que no disfruta el francés en el Santiago Bernabéu, las dudas sobre su falta de gol empiezan a alimentar el debate, más si el equipo de Valverde se sigue dejando puntos.