Luis Enrique y Marco Asensio, en un entremaniento con la Selección española.
Luis Enrique y Marco Asensio, en un entremaniento con la Selección española. EFE

Han pasado algo más de ocho meses desde que Luis Enrique se hiciera con las riendas de la selección española y de momento parece tener muchas dudas sobre cómo formar el equipo. En cada convocatoria suele haber bastantes novedades, y las siete que ha habido en la última dejan claro que el asturiano sigue teniendo demasiadas incógnitas.

No son muchos los indiscutibles. En la portería está todo claro (De Gea es el titular, Kepa y Pau López sus sustitutos), pero en el resto de puestos hay un sinfín de variantes que el técnico asturiano sigue probando para tratar de encontrar su equipo ideal. Las dos derrotas ante Inglaterra y Croacia, que dejaron a España fuera de la Final Four de la Liga de Naciones de la UEFA, parecen haber cambiado los planes de Lucho, que no se casa con nadie y en su última lista dejó fuera a jugadores indiscutibles hasta el momento como Isco o Saúl (éste último repescado tras la baja de Fabián Ruiz).

Este sábado, ante Noruega en Mestalla (20.45 horas, La1), España comienza una fase de clasificación en la que no debería tener demasiados problemas para sellar su billete para la Eurocopa de 2020. Con Suecia, Rumanía y los propios noruegos como grandes rivales en un grupo en el que también están Malta (el rival del martes) e Islas Feroe, Luis Enrique tiene margen para hacer las pruebas que sean necesarias y armar un equipo de garantías de cara al torneo continental, para el que queda algo más de un año todavía.

Así, ante el conjunto nórdico el objetivo es doble. Por un lado, asegurar los tres puntos; por el otro, tratar de ir despejando algunas de las incógnitas que ahora mismo tiene el seleccionador español.

Sin sustituto para Piqué

El central del Barça está en un momento de forma espectacular. Lo malo para la Roja es que decidió dejar la selección después del Mundial de Rusia, y encontrarle un sustituto a la altura no es tarea fácil.

Luis Enrique ha convocado por ahora a Iñigo Martínez, Raúl Albiol, Diego Llorente, César Azpilicueta, Nacho Fernández, Mario Hermoso, Marc Bartra y, la última novedad, Sergi Gómez como centrales sin que quede claro quién es el acompañante de Sergio Ramos, el capitán.

Variantes en la derecha

Luis Enrique parece confiar en Dani Carvajal, ahora lesionado, y Sergi Roberto, al que tuvo en el Barça. Sin embargo, la sensación es que es una posición de lo más abierta. En la última lista ha entrado un Jesús Navas plenamente adaptado a su nuevo puesto.

Más claro parece el panorama en la banda izquierda con la reconciliación entre el técnico asturiano y Jordi Alba. El delBarça es de los mejores del mundo en su puesto y su exclusión no tenía sentido. El valencianista Gayá y Bernat son suplentes de plenas garantías.

¿Es Busquets indiscutible?

Quizás, el mejor mediocentro de la última década. Dicho esto, su nivel hace tiempo que deja algunas dudas, especialmente en la selección, pues en muchas ocasiones se le ve desbordado en el medio.

El atlético Rodrigo es una seria alternativa, bien para sustituirle, bien para jugar junto a él y volver al doble pivote que tan buenos resultados dio cuando Busquets jugaba con Alonso.

Sin relevo para Xavi - Iniesta

Ya se sabía que sustituir a dos de los mejores centrocampistas de la historia iba a ser tarea imposible, y así está siendo.

España tiene mucha variedad donde elegir, pero Luis Enrique parece tener muchas dudas con respecto a quién debe construir el juego del equipo. Saúl, Ceballos e Isco empezaron como titulares, pero han perdido peso, al igual que Thiago. Koke va y viene en las listas, y en la última han entrado Canales, Parejo, Fabián (baja por gripe) y Muniain, que puede jugar tanto en el medio como más arriba.

Problemas en la delantera

Si en la medular hay dudas, lo mismo pasa arriba, tanto en los extremos como en el puesto de '9'. No hay demasiada variación en los nombres, pero sí es cierto que cada partido el ataque es distinto. Marco Asensio, Rodrigo Moreno, Álvaro Morata, Iago Aspas, Suso, Paco Alcácer... Luis Enrique sigue sin tenerlo claro.