"Estoy contento, disfrutando de estos días y de esta época. Tengo muchas ganas de llegar ya a Corea del Sur y de estar junto a mis compañeros. Yo creo que puede caer algo, voy bastante positivo. Sé que el mayor reto de mi vida es una medalla olímpica y ojalá que sea un oro. Tengo muchos retos aún, no me quiero quedar con la plata del Mundial. Para eso estoy entrenando y voy a ir a por ello", afirmó el deportista español que competirá en snowboard en declaraciones a Europa Press.

El donostiarra se mostró muy ilusionado respecto al momento del desfile, en el que portará la bandera de España. "Creo que el momento como abanderado va a ser mágico. Son mis segundos Juegos, pero va a ser la primera vez que desfilo. Es un regalo para mí y encima el día de mi cumpleaños. Voy a intentar disfrutar y pasármelo bien", indicó.

Eguibar reconoció que se enteró por casualidad de que iba a ser el abanderado español en PyeongChang 2018. "Sabía que era uno de los posibles abanderados, pero aún no lo sabía con certeza. Me llamaron para ir a una radio y cuando me estaban preguntando algunas cosas me dijeron que qué opinaba ya que yo era el abanderado. Me enteré ahí por sorpresa", admitió.

El vasco habló sobre Regino Hernández y Laro Herrero, que también competirán en snowboard representando a España. "Regino está haciendo muy buenas carreras últimamente, igual no ha destacado en ninguna pero está siendo bastante regular y eso es importante. Laro ha tenido mala suerte, las últimas carreras no han sido muy fáciles para él y tampoco para mí pero la carrera es la carrera y allí puede pasar de todo", explicó.

Por último, Lucas Eguibar destacó que el snowboard cada vez tiene más presencia en España y espera que estos Juegos Olímpicos sirvan para dar más a conocer este deporte. "Llevamos haciendo muy buen trabajo. Hay muy buenos deportes en invierno y además aquí hay españoles, así que se puede llegar hasta arriba. Con estos Juegos lo vamos a intentar aún más y una medalla ayudaría a impulsar todo esto. Ojalá que salga", sentenció.