Luca Zidane
Luca Zidane habla ante los medios en su presentación como jugador del Racing de Santander. EFE

Son días difíciles para la familia Zidane. El trágico desenlace de la enfermedad que padecía Farid Zidane, hermano del entrenador madridista, ha hecho que todos se unan para estar arropados e intentar sobrellevar juntos el difícil trance que están pasando, lo que ha hecho que aparten momentáneamente sus compromisos deportivos.

El patriarca de la familia, Zinedine, ya tuvo que abandonar la concentración del Real Madrid en Canadá para volar de vuelta para estar con los suyos, pero no fue el único. Su hijo Luca también pidió permiso a su recién estrenado equipo, el Racing de Santander, para tomar un avión con el que estar al lado de su familia.

El portero pidió permiso por teléfono a los responsables del club cántabro, que no le pusieron impedimentos para dejar momentáneamente la pretemporada. De momento, Luca Zidane ya no ha participado en los entrenamientos de este sábado en La Albericia y se espera que vuelva en próximos días.