El ciclista italiano Danilo di Luca, del equipo Liquigas, fue ayer el vencedor de la cuarta etapa del Giro de Italia, disputada entre Salerno y Montevergine di Mercogliano, de 153 kilómetros, la primera llegada en alto. Danilo di Luca ganó por delante de su compatriota Riccardo Riccó, del Saunier Duval, por lo que se enfundó la maglia rosa de líder. Di Luca, que ya se impuso en la cima de Montevergine di Mercogliano en 2001, llegó en el grupo de favoritos hasta los últimos metros, donde arrancó con fuerza para ganar con claridad a sus rivales directos, con un tiempo de 4 horas 22 min 42 seg.