Lorenzo Sanz
Lorenzo Sanz, en una foto de archivo. Korpa

El ex presidente del Real Madrid Lorenzo Sanz quedó en libertad con cargos tras ser arrestado este miércoles por su presunta implicación en un delito de contrabando de bienes culturales y asociación ilícita, según informaron fuentes de la investigación. La investigación se inició hace un año por orden de la Audiencia Nacional.

Además, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz remitirá a la Justicia italiana la investigación contra Sanz al estar involucrada la mafia, han informado fuentes jurídicas.

Tras prestar declaración, Sanz abandonó a última hora de la tarde las dependencias de la comisaría del distrito madrileño de Retiro. "No tengo nada que ver con todo esto", aseguró a su salida Sanz, quien precisó que, hace por lo menos dos años, unas personas de la casa de subastas más importante de Italia le pidieron unos cuadros que "no tienen prácticamente valor".

La detención corrió a cargo de la Brigada de Patrimonio del Cuerpo Nacional de Policía

La detención corrió a cargo de la Brigada de Patrimonio del Cuerpo Nacional de Policía por la presunta implicación del ex dirigente blanco en un intento de sacar obras de arte de España a Italia sin contar con la autorización pertinente, lo que supondría un delito contra el patrimonio.

El supuesto delito contra el patrimonio por el que Sanz ha sido interrogado se remonta a hace ya algún tiempo y la investigación continúa abierta. La detención de Lorenzo Sanz esta relacionada con una presunta exportación ilegal de obras de arte a Italia.

El propio Sanz ha detallado que los intermediarios italianos se llevaron algún cuadro suyos, de origen español, y se comprometieron a encargarse de todos los permisos necesarios para sacar las obras de arte del país, pero no los tramitaron.

Cualquier obra de arte con más de cien años de antigüedad requiere un permiso de salida

Según la legislación, cualquier obra de arte con más de cien años de antigüedad requiere un permiso de salida del país, ha apuntado Sanz, quien ha señalado que "si hubieran tramitado los permisos, no habría ningún problema".

El delito por el que se le investiga, según Elpais.com, fue el pago de 7,5 millones de euros en cuadros de autores reconocidos para comprar el club italiano del Parma en agosto de 2005. La operación la hizo a través de Inversiones Renfisa. En enero de 2006 el club italiano dio por fracasada la compra y el ex presidente del Real Madrid perdió el dinero adelantado.

Antecedentes

El 26 de septiembre de 2008, Sanz fue detenido en Córdoba en relación con un presunto delito de estafa a raíz de la denuncia interpuesta por una entidad bancaria.

Delitos de estafa y falsificación en documento mercantil en relación con una operación inmobiliaria en Cannes

El arresto del ex dirigente madridista se produjo cuando, supuestamente, intentaba cobrar unos pagarés falsos por una importante cantidad de dinero. Tras prestar declaración ante la Policía, Sanz quedó en libertad.

Dos meses después, el empresario fue citado a declarar en la Audiencia Nacional imputado por los delitos de estafa y falsificación en documento mercantil en relación con una operación inmobiliaria en Cannes (Francia), aunque finalmente no tuvo que acudir al ser retirada la querella interpuesta contra él.

La denuncia había sido presentada por un intermediario italiano llamado Desiderio Rosatto, que aseguraba que el ex dirigente madridista le adeudaba 2,4 millones de euros.