Rossi y Lorenzo
El piloto español de Moto GP, Jorge Lorenzo (i), y el italiano Valentino Rossi (d), posan para los medios durante la presentación hoy en Barcelona del equipo Movistar Yamaha MotoGP. EFE

El actual campeón del mundo de MotoGP, Jorge Lorenzo, ha asegurado este miércoles que no hace falta que haya una relación de amistad con Rossi para que "todo vaya sobre ruedas" y ha apuntado que el motociclismo es un deporte individual en el que cada piloto intenta batir a todos los demás y "también a su compañero de equipo".

En un acto promocional de la compañía china Zopo, especializada en teléfonos inteligentes, Lorenzo ha apuntado que "no tiene mucha importancia" cómo se lleve con los otros pilotos del campeonato, aunque "mediáticamente y el público general" sí que le de importancia.

El piloto ha señalado que, a pesar de que el inicio del campeonato se esté acercando, es difícil entender el rendimiento de las motos después de los primeros entrenamientos.

Arrancamos en la primera carrera con la intención de ganar el campeonato

"En Sepang (Malasia) fue muy bien para nosotros, pero en Philip Island (Australia), por las circunstancias y por el circuito, fue complicado", ha recalcado.

Aunque ha aseverado que se ve capacitado para volver a ganar el campeonato, el mallorquín ha comentado que depende de muchos otros factores, como de la moto, la electrónica, su estado físico y mental y la suerte. "Si falla alguno de estos puntos, no puedes ser campeón del mundo", ha dicho.

"Arrancamos en la primera carrera con la intención de ganar el campeonato; después de haber ganado tres mundiales, el objetivo no puede ser otro que lograr el cuarto, no se dará ningún punto por perdido", ha asegurado.

El mallorquín ha reconocido que es "seguro" que Honda "ha dado un paso adelante", pero ha puntualizado que no sabe si es "tan grande" como se vio en Australia, cuando Marc Márquez "marcó un gran tiempo".

"La Yamaha se ha adaptado muy bien a los Michelin, pero es muy pronto para sacar conclusiones", ha dicho el tricampeón mundial, que ha explicado que prevé que cuatro marcas, es decir, ocho pilotos, sean capaces de ganar carreras este año.

"Va a ser un campeonato muy igualado ya que todos tenemos la misma electrónica, la diferencia estará en el motor y en el chasis", ha remarcado.

Por último, Lorenzo ha dicho estar "encantado" con el juego del FC Barcelona, equipo del cual es seguidor, y ha se ha mostrado convencido en afirmar que Messi está entre los tres mejores de la historia, mientras que los otros dos -por Suárez y Neymar- "no están lejos".