Dovizioso y Lorenzo
Andrea Dovizioso (i) y Jorge Lorenzo (d) durante la carrera en el circuito de Motegi. (TVE)

Al mallorquín Jorge Lorenzo (Aprilia) se le dio muy mal la carrera del GP de Japón. Podía haber conseguido matemáticamente su segundo título en 250 cc, pero las cosas se han complicado un poco.

Bajo la lluvia del circuito de Motegi sólo pudo ser undécimo, mientras que su perseguidor en la clasificación general, Andrea Dovizioso (Honda), fue segundo tras una buena carrera. La victoria fue para Mika Kallio (KTM) y el español Héctor Barberá (Aprilia) consiguió entrar en el podio, tercero.

En total, Lorenzo ha perdido 15 puntos pese a que su ventaja aún es importante. Después de ser tercero en Portugal, tampoco se había encontrado cómodo el mallorquín en Motegi. Antes de salir se conformaba con subir al podio. Luego, ni eso. Muy lenta su Aprilia.

La Honda de Dovizioso, todo lo contrario. Vio que se quedaba, él arriesgó y tiró hacia delante. Llegó a liderar la carrera al comienzo tras la peligrosa primera curva y luchó por la victoria en un grupo de cinco pilotos, donde estaban Takahashi y Aoyama y al final terminaron fuera de carrera.

Antes de este GP 51 puntos le separaban con Dovizioso, ahora son 36 puntos y todavía quedan por disputarse tres carreras: Australia, Malasia y Valencia, con lo que habrá en juego 75 puntos.

Lorenzo sigue manteniendo muchas posibilidades para revalidar su corona, pero no se puede permitir el lujo de hacer otra carrera igual en octubre, mes donde se disputarán estos tres grandes premios. Nunca había quedado en este Mundial de 250 cc tan atrás.

Álvaro Bautista, que salió muy atrasado fue ganando posiciones pero se salió de la pista y regresó a la misma vigésima plaza para ir remontando poco a poco y acabar decimoquinto.