Jorge Lorenzo, otra vez enorme

Jorge Lorenzo celebra en el podio su triunfo. (Reuters)
Jorge Lorenzo celebra en el podio su triunfo. (Reuters)

El dominio de Jorge Lorenzo (Aprilia) en 250 cc está empezando a parecerse al que ejercía Valentino Rossi en sus mejores tiempos. En cinco carreras ha conseguido cuatro victorias y ahora tiene 120 puntos en el liderato del Mundial. Donde no ganó, en Turquía, fue segundo.

32 puntos de ventaja es lo que tiene con Andrea Dovizioso (Honda), segundo, que en la carrera de Le Mans dejó claro que es su principal rival por un título que, a falta de muchos grandes premios, parece casi adjudicado.

Esta vez Lorenzo no se escapó en solitario, pese a que tenía la ‘pole’. Quizá las molestias en un dedo del pie izquierdo, que se lesionó en los entrenamientos del sábado, influyeron. Pero el mallorquín dejó claro que, además de su moto, él puede defender su posición y alzarse con la victoria en las últimas vueltas.

Tercero fue Alex de Angelis. Los españoles Héctor Barberá (Aprilia) y Julián Simón (Honda) fueron cuarto y quinto, respectivamente.

En la celebración, Lorenzo volvió a sorprender a los aficionados al sacar un doble, con su mismo mono y casco, para querer plantar su bandera en el circuito o intentar robarle la moto. Simularon una graciosa pelea.

Así fue la carrera

Bautista (Aprilia) fue el que se situó tras Lorenzo en las primeras vueltas y por delante de Luthi (Aprilia), Barberá, Simón, De Angelis y Dovizioso.

Luthi se salía pronto de la pista y Bautista lo haría un poco después cuando rodaba muy pegado a Lorenzo. Esto propició que el líder del mundial y los dos transalpinos formaran un grupo y se distanciaran de los otros dos españoles.

De Angelis parecía escaparse a su vez mientras los dos viejos enemigos, Lorenzo y Dovizioso, se peleaba y llegaban a tocarse, algo que, según confesó luego el italiano, le rompió el ritmo.

El español daba cuenta de sus dos enemigos y cuando quedaban seis vueltas para el final se ponía al frente de la carrera con una pasada al sanmarinense en la 'chicane' en la que termina la recta principal del circuito de Le Mans.

Por su parte, Dovizioso superaba a De Angelis a cuatro giros para el término de la prueba y se iba a por el campeón, pero éste hacía la vuelta rápida de carrera en la penúltima y, aunque el italiano le alcanzaba con otra suya en la última, Lorenzo cruzaba en primera posición la meta.

Desde la plaza 21ª, en la que quedó tras su salida de pista, Bautista remontaba una posición tras otra hasta llegar a la octava plaza en la clasificación final.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento