Una irregularidad en su Citroen relega a Loeb a la segunda plaza en Australia

  • Loeb había conseguido la victoria en el Rally de Australia.
  • La victoria ha sido finalmente para Hirvonen.
  • Dani Sordo queda tercero tras luchar por la segunda plaza.
Sebastien Loeb, mientras conduce su Citroen C4 WRC durante el Rally de Australia
Sebastien Loeb, mientras conduce su Citroen C4 WRC durante el Rally de Australia
EFE

El piloto francés Sebastien Loeb ha sido despojado de la victoria y relegado al segundo puesto en el Rally de Australia, debido al tamaño irregular de unas barras de seguridad de los Citroën que también pilotaban Dani Sordo y Sebastien Ogier, por lo que la victoria ha recaido en el finlandés y líder del Mundial Mikko Hirvonen (Ford).

Un portavoz de la FIA explicó que las barras de seguridad de los Citroën de Loeb, Sordo y Ogier incumplían la normativa, por lo que los tres pilotos han sido sancionados con un minuto de penalización. Este castigo le ha costado la victoria a Loeb y bajar un puesto a Ogier, finalmente quinto, aunque no ha tenido consecuencias para Sordo, que ha conservado su tercera plaza. Citroën podrá apelar esta sanción de la FIA.

Se había colocado a un punto del líder

El francés Sebastien Loeb (Citroen), se hizo con la victoria en el rally de Australia, décima cita del año, con una exigua ventaja de 12.5 segundos sobre el finlandés Mikko Hirvonen, lo que le permite recortar distancias en el mundial y colocarse a un punto de él.

La estrategia utilizada en las dos primeras jornadas ha tenido sus resultados, aunque no así con el español Dani Sordo (Citroen), que luchó con el escandinavo hasta el final por arrebatarle el segundo escalón del podio, pero sucumbió por apenas cinco segundos.

Esta victoria del galo hace que el presente mundial sea el más emocionante de los últimos años, con sólo un punto de diferencia entre Hirvonen y Loeb, con dos citas por delante, Cataluña y Gales, el primero territorio Citroen, y el segundo una incógnita absoluta.

La jornada comenzó con las pistas húmedas, debido a las lluvias caídas la noche anterior, lo cual hacía que la desventaja de Hirvonen de tener que abrir pista fuera menor. Ayer, los pilotos Citroen, cedieron el liderato a Hirvonen al final del antepenúltimo tramo, el que decidía el orden de salida de hoy, y eso ha acabado por ser determinante.

Loeb marcaba el mejor tiempo pero no conseguía imponer diferencias importantes con Hirvonen, tónica que se mantuvo durante toda la jornada. Hirvonen incluso fue el mejor en dos tramos, uno de ellos el último.

Pero Loeb fue hoy al límite en todos los tramos, y encima, en la segunda parte de la jornada, los tramos se secaron, lo que le beneficiaba aún más. Poco a poco distanció al finlandés, que terminó luchando por la segunda plaza con el español Dani Sordo (Citroen), que salía tercero, y que también se veía perjudicado por su posición.

El escandinavo lo intentó hasta el final y se llevó el premio de la segunda plaza, pero le sabe a poco teniendo en cuenta que en Australia siempre salió por delante de los Citroen, con el perjuicio que ello conlleva.

Cuarto quedó el galo Sebastien Ogier (Citroen) que, gracias a salir atrás, volvió a ser muy rápido, mientras que el finlandés Jari-Matti Latvala (Ford), que terminó líder el primer día, volvió a pinchar y concluyó quinto.

Victoria 53

Ésta es la victoria número 53 de galo en el mundial, con lo que amplía aún más su récord, y la sexta de esta temporada. Sin embargo, Hirvonen mantiene el liderato del mundial con sólo un punto de renta sobre Loeb.

Por delante quedan Cataluña, una prueba tradicionalmente territorio Citroen, y Gales, un rally que este año no se disputará tan tarde como otras temporadas, pero que mantendrá las condiciones adversas para los pilotos, y en el que el resultado es siempre una incógnita.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento