El Liverpool, para dos empresarios de EEUU
Benítez, técnico del Liverpool.(Efe)
El Liverpool se convertirá en el séptimo club de la Premier (Manchester, Aston Villa, Chelsea, Portsmouth, Fulham y el West Ham) de propiedad extranjera.

El equipo de Anfield anunció ayer que acepta la oferta de compra realizada por los empresarios y multimillonarios estadounidenses George Gillett y Tom Hicks para hacerse con el control  de los reds.

Gillett, propietario del equipo de hockey Montreal Canadiens, y Hicks, que posee el Dallas Stars de hockey y el Texas Rangers de béisbol, pagarán por tener el control del Liverpool alrededor de 317 millones de euros: 65 por la asunción de la  deuda actual de la entidad y 252 por el valor total de las acciones (a 7.250 euros la acción). Además, los nuevos dueños han asegurado que invertirán unos 245 millones de euros en la construcción de un nuevo estadio.

 «Después de pensarlo mucho, he decidido vender mi parte para asegurarle al equipo la inversión que necesita para el nuevo estadio y para configurar la plantilla», aseguró David Moores, presidente del Liverpool.

Piterman es el caso español

En España, sólo el Alavés, de Segunda, está controlado por manos extranjeras. Dimitri Piterman, empresario ucraniano nacionalizado estadounidense, compró el 51% de las acciones del club vasco en 2004 por tres millones de euros y ahora pide diez por su venta. No es el primer equipo español que adquiere. Ha sido dueño del Palamós (2001-03) y presidente del Racing (2003), donde se fue por presión popular.