El increíble despiste del Barça en el cuarto gol del Liverpool: ni un jugador mirando el balón

Origi celebra su segundo gol ante el Barça junto con Shaqiri.
Origi celebra su segundo gol ante el Barça junto con Shaqiri.
EFE

La escasa concentración del Barça, o quizás el estado de shock por el resultado, se vio reflejado en el cuarto gol del Liverpool, el que a la postre fue decisivo para que los azulgrana se quedaran fuera de la Champions.

En un córner a favor de los reds, Alexander-Arnold disimuló como si no fuera a sacar, sí que lo hizo y pilló desprevenidos a todos los jugadores culés, que ni siquiera estaban mirando el balón.

Origi, a placer, solo tuvo que fusilar a un Ter Stegen que también estuvo despistado y que después no pudo hacer nada para evitar el gol.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento