Liverpool vs. Arsenal.
Liverpool vs. Arsenal. EFE

El Liverpool sigue firme en su carrera por conquistar por primera vez en su historia la Premier League –no vencen el título liguero en Inglaterra desde hace 29 años, antes del cambio de formato-, y lo hace además con exhibición tras exhibición, después de ganar por 5-1 al Arsenal de Unai Emery.

Los de Jürgen Klopp, en este momento y a la espera del partido que el Manchester City tiene que disputar en esta jornada frente al Southampton, son primeros con nueve puntos de ventaja sobre el segundo clasificado –un Tottenham Hostspur que ha caído frente al Wolverhampton-, una renta que ya empieza a obligar a considerarles como principales candidatos.

Y eso que las cosas no empezaron bien para el Liverpool, que vio cómo en el minuto 11 se ponía por delante, gracias a un buen tanto de Maitland-Niles a pase de Iwobi. Sin embargo, este Liverpool está sobrado de carisma y supo reponerse muy rápido a ese problema. En el minuto 14, Firmino se aprovechó de un error de Lichtsteiner para poner el 1-1 a placer, y en el minuto 16 el propio brasileño hizo una acción maravillosa para poner el 2-1.

La remontada dio si cabe más energía al líder, que antes del descanso consiguió anotar dos tantos más. En el minuto 32, Sadio Mané marcó a placer tras un excelso pase de Salah, mientras que en el minuto 47, Salah marcó de penalti provocado por él mismo.

En la segunda mitad, el conjunto red mantuvo la intensidad, aunque es cierto que bajó ese ritmo de generación de ocasiones, lo que no le impidió ampliar la ventaja. Fue Roberto Firmino quien, desde el punto de penalti, puso el 5-1 definitivo y cerrar su noche mágica con un brillante hat trick.