La Liga es blanca

Reyes, en su último partido con el Real Madrid.
Reyes, en su último partido con el Real Madrid.
EFE

El Real Madrid acabó ganando una Liga que estuvo durante casi toda la jornada en manos del Barcelona. Los blaugranas, que no tuvieron problema alguno para imponerse a un descendido Nástic en Tarragona (1-5), tuvieron que conformarse finalmente con la segunda plaza del campeonato. El tercer candidato, el Sevilla, se vio superado por el Villarreal en la ciudad hispalense, con lo que terminó la Liga en el tercer lugar.

En la zona UEFA fueron el Villarreal, que se impuso al Sevilla, y el Zaragoza, que empató en Hueva (1-1), los que se llevaron el gato al agua frente a un Atlético que, pese a ganar en Pamplona (1-2), no jugarán en Europa la próxima temporada.

Todo comenzó con sorpresa

LigaEl primer susto para los blancos llegó en el primer minuto del partido, cuando Arango envió un balón al poste derecho defendido por Casillas.

Poco después, el Recre anotaba el primer gol de los partidos que se jugaban algo en la parte alta de la tabla. Javi Guerrero dejaba así al Zaragoza a expensas de una victoria rojiblanca que le sacara de la UEFA.

Ninguno de los que se disputaban la Liga habían mostrado todavía su artillería cuando Varela adelantó al Mallorca en el minuto 16 de la primera parte (1-0). En ese momento el Madrid ya no era líder, lo era un Barça que aún empataba en Tarragona.

No duró mucho esa situación porque Puyol puso a los blaugranas por delante sólo cinco minutos después (0-1). Al Madrid ya sólo le valía la victoria, nada más.

El Barça, no contento aún con el resultado, marcó el segundo para disipar dudas sobre el resultado favorable que cosecharía ante el ya descendido Nástic. Messi puso el 0-2 en el luminoso en el minuto 33 y, con el tanto, los nervios se apoderaron de una afición blanca que no se esperaba tenerlo todo en contra a las primeras de cambio.

Barcelona y Sevilla a 540.

El tercero del Barça cayó sólo cuatro minutos después. Ronaldinho sentenció el encuentro en Tarragona (0-3) y el conjunto de Rijkaard quedaba pendiente de lo que sucediera en el Bernabéu.

La UEFA, en vilo toda la noche

En ese mismo minuto, el 37, Maxi ponía al Atlético por delante en Pamplona (0-1) y también aupaba a su equipo hasta la zona UEFA en detrimento de un Zaragoza que seguía perdiendo en Huelva.

Una segunda mitad muy intensa

Tras la reanudación, Milosevic devolvió al Zaragoza a los puestos de UEFA. Osasuna empataba el encuentro en Pamplona (1-1) y el conjunto colchonero recibía un tremendo mazazo. El Villarreal marcaba ante el Sevilla poco después y prácticamente se aseguraba jugar en Europa. Mientras, Eto'o anotaba el cuarto en Tarragona. UEFA

Pero lo del Atlético fue sólo un espejismo porque en el minuto seis de la segunda mitad Monreal anotaba en propia meta un tanto que colocaba al equipo madrileño de nuevo en UEFA (1-2).

En el minuto 22 el Real Madrid igualaba el encuentro en el Bernabéu y se colocaba a sólo un tanto del campeonato de Liga, todavía en poder del Barça. Reyes, tras una jugada entre Robinho e Higuaín, materializó el primer tanto del conjunto blanco (1-1).

El Zaragoza, en este toma y daca por la UEFA con el Atlético, reaccionó en el minuto 30, cuando Diego Milito empató la contienda para un Zaragoza que jugaba con uno menos.

La Liga se torna de color blanco

En el minuto 34 la Liga se tiñó de blanco. Un disparo de Diarra tropezó en Moyá y acabó en las mallas isleñas. Dos minutos después Reyes establecía el 3-1 que casi sentenciaba el partido... y también la Liga. La euforia se apoderaba del Bernabéu y de todos los aficionados blancos, que poco antes veían el campeonato liguero muy lejos.

Con todo prácticamente decidido, de nada servía ya el tanto que anotó el Nástic en Tarragona ante el Barcelona (1-4), y tampoco el quinto tanto del Barça, que no servía de nada porque la copa de campeón de la Liga ya tenía dueño: el Real Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento