El Barça sufre en Mallorca para conseguir tres puntos vitales

Los jugadores del Barça celebran el gol de Messi ante el Mallorca.
Los jugadores del Barça celebran el gol de Messi ante el Mallorca.
EFE

El Barça sufrió más de lo esperado para ganar en Mallorca. Messi en la primera mitad y Piqué en la segunda se sirvieron de la fortuna para llevar los tres puntos a la ciudad condal. Los de Guardiola vieron peligrar el resultado durante gran parte del segundo tiempo, pero el central azulgrana aprovechó un rechace del poste para llevar la tranquilidad a los culés.

Sin Xavi y con defensa de tres. Con esta disposición salía el equipo de Guardiola al Iberostar, conscientes de que la victoria presionaría aún más a un líder-el Real Madrid-que jugaba tan solo dos horas después con la necesidad de no dejarse más puntos.

Un terreno de juego lamentable y las importantísimas ausencias de Dani Alves y Xavi, esenciales en la creación de juego, dificultaron la combinación de los azulgrana en los primeros compases del partido. Solo Messi fue capaz de destellar y atemorizar al Mallorca.

Los bermellones se dedicaron a defender por acumulación y con orden para, a la contra, buscar sorprender a Víctor Valdés. Pero el cancerbero, que estrenaba vestimenta azul, solo vio amenazada su portería con un lejano remate de Álvaro que no supuso excesivo peligro.

Messi, más activo si cabe, pareció espoleado por el susto bermellón. La ‘pulga’ multiplicó la velocidad de cada acción, y animó a sus compañeros a acosar a los locales hasta que llegó el gol de la manera menos esperada. Un lanzamiento de falta desde el lateral, ejecutado por el propio delantero argentino, no fue bien defendido por los pupilos de Joaquín Caparrós. El chileno Alexis Sánchez intentó llegar a un esférico que se coló directamente en la portería local ante la pasividad de la defensa.

La lata se abrió y con ello el partido. Iniesta y Thiago tocaron el balón a su antojo hasta encontrar los huecos necesarios en la defensa rival. El ‘diez’ probó a Aouate una y otra vez, pero sin acierto. Tampoco lo tuvo Alexis, que lanzó el balón al travesaño tras un espectacular robo de Thiago en el ‘tackling’. Los de Guardiola parecían más cerca del segundo gol, pero el marcador permanecía intacto.

La reacción local no tuvo recompensa

Tras el descanso, y con la entrada de Nsue y Hemed, el partido fue más disputado. El Mallorca buscó el empate en velocidad y provocó la desesperación culé. La discutida expulsión de Thiago Alcántara tras doble amarilla dio alas a un equipo que parecía muerto.

Guardiola buscó soluciones defensivas dando entrada a Montoya y Keita, y por momentos pareció conseguirlo con menos concesiones. La ofensiva local no encontró portería, y las gradas del Iberostar lamentaron la poca fortuna cuando vieron a Piqué celebrar el segundo y definitvo tanto del encuentro. Un disparo raso, en posición de nueve y tras rechace en el poste, sirvió al canterano para dar la tranquilidad y llevar la presión al Real Madrid.

Ficha técnica:

0 - Mallorca: Aouate; Chico (Nsue, min. 53) Ramis, Nunes, Cáceres; Pereira, Martí, Tissone (Alfaro, min. 74), Castro; Álvaro (Hemed, min. 53) y Víctor.

2 - Barcelona: Víctor Valdés; Mascherano, Piqué, Puyol; Busquets, Cesc (Martín Montoya, min. 59), Thiago, Iniesta; Alexis (Tello, min. 82), Messi y Pedro (Keita, min. 68)

Goles: 0-1, min. 24: Messi. 0-2, min. 79: Piqué.

Árbitro: Ayza Gámez (Comité Valenciano). Expulsó a Thiago (min. 56) por doble tarjeta amarilla. Amonestó a Pereira, Ramis, Puyol.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada del campeonato de Liga disputado en el Iberostar Estadio ante unos 22.284 espectadores, prácticamente lleno, en  la mejor entrada de la temporada. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exjugador del Mallorca en los años cincuenta Juan Delgado

Mostrar comentarios

Códigos Descuento