Vicente Calderón
El estadio Vicente Calderón, sin espectadores. ARCHIVO

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) expresó su "profunda preocupación" y pidió diálogo entre las partes, tras el anuncio hecho público por la Asociación de Futbolistas Profesionales (AFE) de que los jugadores irán a la huelga en la jornada 33 de las Ligas BBVA y Adelante, los próximos 17 y 18 de abril, si no se alcanza un "gran pacto" del fútbol español.

En un comunicado, la LFP dice que no ha hecho más que buscar dicho "gran pacto por el fútbol español" en los últimos años y recordó que, en un ejercicio de responsabilidad ante la crisis económica actual, acordó con la AFE, el 31 de julio de 2008, un convenio colectivo que le suponía "un esfuerzo económico muy importante" para garantizar en el fútbol profesional la estabilidad deportiva y financiera de la competición.

Este convenio colectivo estaba ligado, de forma inseparable, a un acuerdo entre el Consejo Superior de Deportes (CSD), la LFP y la AFE

"Este convenio colectivo estaba ligado, de forma inseparable, a un acuerdo entre el Consejo Superior de Deportes (CSD), la LFP y la AFE, firmado el mismo día, y que permitía a la LFP poder garantizar los acuerdos alcanzados. Como quiera que, a la fecha de hoy, ese acuerdo entre el CSD, la LFP y la AFE no se ha cumplido, la LFP se ve imposibilitada, a su vez, a cumplir el convenio colectivo suscrito", añade la nota.

En este sentido, la Liga, en base al cumplimiento de las obligaciones de los clubes profesionales con sus jugadores cada temporada, hace un llamamiento a la "calma" y al "diálogo" a todas las partes implicadas para avanzar en desbloquear las soluciones que el fútbol profesional ya promulgó, según ella, hace varios años anticipando esta posible situación, de la que "no puede considerarse responsable".

Asimismo, advirtió del "daño" que la huelga anunciada por la AFE infringiría al fútbol profesional "y a la credibilidad de sus competiciones, el deterioro que supondría para los clubes y el perjuicio para los propios futbolistas, más aún en las fechas de competición en las que nos encontramos y con las limitaciones de extensión de las mismas que la celebración del Mundial de Sudáfrica impone".

Por último, la patronal de clube se declaró convencida en que "desde la serenidad, el diálogo y el compromiso de todas las partes implicadas se pueden evitar tales males".