La Liga desafía a la FIFA

Los clubes deciden retrasar el final de la Liga pese a la oposición manifiesta del máximo organismo del fútbol
La suspensión del Sevilla-Barça ha apretado más el calendario.
La suspensión del Sevilla-Barça ha apretado más el calendario.
EFE
La lluvia en Sevilla ya no es una maravilla. El tremendo chaparrón que ocasionó la suspensión del Sevilla-Barça se ha transformado en los despachos en un temporal de difícil solución, que ha enfrentado al fútbol español con la Federación Internacional de Federaciones de Fútbol (FIFA).

La junta de Primera División de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) acordó ayer por «mayoría cualificada» fijar la última jornada del Campeonato para el sábado 20 de mayo. También decidió pedir ante los juzgados de Zúrich (Suiza) una medida cautelar para dejar sin efecto una circular de la FIFA de 2004, en la que se obliga a las Federaciones participantes en el próximo mundial a dejar ocho días de descanso entre el 15 y el 22 de mayo a todos los internacionales.

El órdago a la FIFA es doble, ya que no sólo implica la entrada de la justicia ordinaria, lo que desagrada al máximo organismo futbolístico, sino que los jugadores internacionales tendrían que permanecer con sus equipos.

El recurso, que iba a ser presentado ayer, según confirmaron fuentes de la Liga a 20 minutos, permitiría acabar la Liga más tarde y que el Sevilla-Barça se disputase el próxima día 14. De este modo se evitaría el enfado de varios clubes de Primera, con el Celta al frente, implicados en la lucha por Europa, junto con el Sevilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento