Neymar
El jugador del Barcelona Neymar sonríe durante un evento. EFE

El campeonato nacional de Liga 2013/2014 arranca este sábado (19.00 horas, Real Sociedad-Getafe) con uno de los mayores desequilibrios entre Real Madrid y Barcelona y el resto de equipos. Mientras campeón y subcampeón del pasado año han vuelto a tirar de chequera para reforzar sus equipos, el resto ha tenido que desprenderse de sus mejores jugadores para poder sobrevivir.

El FC Barcelona fue el primero que golpeó con el fichaje de Neymar. El coste oficial de la operación oscila (según las fuentes) entre 40 y 70 millones de euros y supone la presencia de otra estrella mundial en el once blaugrana. Si el brasileño se compenetra bien con Leo Messi, el Barça ganará títulos este año, o al menos quedará muy cerca. La única duda que presentan los culés este año es que no han reforzado su defensa, una línea que es la más débil del equipo.

Con Ancelotti, el Real Madrid ha encontrado la tranquilidad tras los últimos meses de Mourinho

Otro asunto es su banquillo. La desgraciada baja de Tito Vilanova ha sido suplida con Gerardo 'Tata' Martino, un técnico argentino sin experiencia como entrenador en Europa, pero al que se le suponen gustos que casan muy bien con la filosofía del equipo catalán. Es, no obstante, una apuesta que puede salir bien... o mal.

Su gran rival, el Real Madrid, parece que ha encontrado la tranquilidad tras los convulsos últimos meses de la etapa de José Mourinho. El nuevo entrenador, Carlo Ancelotti, tiene un perfil muy diferente al del portugués y además, los fichajes son lo bastante ilusionantes como para esperar mejores resultados deportivos de lo que acostumbra el Madrid desde que tiene a Florentino Pérez al frente. La incorporación más destacada es la de Isco Alarcón, que está llamado a ser titular indiscutible en la selección española más pronto que tarde, pero puede quedar eclipsada si, finalmente, Gareth Bale es liberado por el Tottenham a cambio de lo que puede ser el traspaso más caro de la historia.

Más ventas que compras

A partir del tercer clasificado en la pasada liga, las expectativas se pueden resumir en una palabra: ventas. El Atlético de Madrid se desprendió de Falcao; la Real Sociedad, de Illarramendi; el Valencia, de Roberto Soldado; el Málaga, de Isco y Joaquín; el Betis, de Beñat; el Rayo, de Leo Baptistao; el Sevilla, de Navas y Negredo; el Getafe, de Barrada; el Levante, de Munúa y Valdo; el Athletic, de Fernando Llorente; el Espanyol, de Verdú y Cristian Álvarez; el Celta, de Iago Aspas; el Osasuna, de Kike Sola...

Sólo Valladolid y Granada parece que han mantenido el nivel de su plantilla y por supuesto, los recién ascendidos, Elche, Almería y Villarreal, que se han reforzado para poder tener un regreso duradero a Primera.

Banquillos de estreno

En la temporada que empieza este fin de semana se estrenan seis técnicos sin experiencia previa en Primera División: los ya citados foráneos Martino y Ancelotti y cuatro jóvenes técnicos que debutan en la máxima categoría: Luis Enrique (Celta), Francisco (Almería), Fran Escribá (Elche) y Jagoba Arrasate (Real Sociedad).

De entre los que repiten, destacan veteranos como Bernd Schuster, que vuelve a España cinco años después de su última experiencia en la Liga, Javier Aguirre (Espanyol), Joaquín Caparrós (Levante) o Marcelino García Toral (Villarreal).