Un líder con potra

El gol de Sergio Ramos dio el triunfo al Real Madrid frente a un Getafe que falló mil ocasiones ante Casillas.
Robben y Torres acuden a felicitar a Ramos, dolorido tras golpearse contra el poste en el gol.(EFE).
Robben y Torres acuden a felicitar a Ramos, dolorido tras golpearse contra el poste en el gol.(EFE).

Qué potra tuvo ayer el Real Madrid y qué mala suerte el Getafe. Llámese jugadores decisivos o pésima puntería, pero hay pocas formas de explicar lo de ayer sobre el césped getafense, cómo el líder transformó casi su única ocasión y los azulones fueron incapaces de meter uno de los 25 tiros a puerta de que dispusieron.

El problema del Madrid es que aún no sabe a qué juega: es una máquina a la que le

cambian las piezas a los dos días de ser montada, sin que haya un patrón de funcionamiento para que todo siga igual. El alivio de las rotaciones de Schuster, que ayer volvía a su antigua casa, es una falta de Sneijder, la vena de Raúl o, como ayer, los c... de Sergio Ramos. Mediada la segunda parte, el central sevillano acudió en línea de gol a un pase de Robben: si marcaba, nadie le iba a quitar el golpazo contra el poste. Y allí se tiró Ramos, golpeando balón, red y palo todo en uno.

Antes y después de esa jugada, que definió el encuentro y mantuvo el liderato del Madrid, el partido fue un chorreo de ocasiones getafenses: una tras otra, los palos, Casillas y la mala suerte impidieron que el fútbol fuera justo para con los de Laudrup, que siguen abajo. Mientras, el Madrid, en la cima, pese a no saber a qué juega. Cuestión de ver la botella medio vacía o medio llena.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento