Lewis Hamilton
Lewis Hamilton pilota una Yamaha R1 en el circuito de Jerez. Yamaha Racing

Lewis Hamilton es un apasionado de la velocidad, tanto con cuatro como con dos ruedas. Tiene varias motos, y siempre que puede, disfruta de salidas con ellas. No es raro verle aparecer en los circuitos al manillar de su exclusiva MV Agusta personalizada, por ejemplo, para ponerse el mono de Mercedes y subirse a su Fórmula 1.

Por eso, viajó este fin de semana al circuito de Jerez, donde se han disputado test del campeonato de Superbikes. Con el también británico Alex Lowes como mentor, dio varias tandas subido a una Yamaha R1, con susto incluido. Y es que, al final de la sesión, perdió el control de la moto en la curva de Sito Pons, la quinta, y dio con sus huesos en el suelo. Para él no tuvo mayores consecuencias que el susto, pero la moto quedó bastante tocada.

Después de sus vueltas, estuvo analizando los datos y los tiempos junto a los pilotos y al ingeniero español Toni Cuquerella, que también participó en la jornada.

Las expectativas que ha generado ver a Hamilton subido a una moto ha hecho que se empiece a especular con un futuro en alguna competición de dos ruedas. No sería el primero, ya que Michael Schumacher, después de dejar Ferrari y antes de volver al paddock con Mercedes, también participó en algunas carreras de superbikes, sin demasiada fortuna.

Ver esta publicación en Instagram

Sick couple of days in Jerez 🏍💨🔥@michaelvdmark @alexlowes22 @patayamahawsb @monsterenergy

Una publicación compartida de Lewis Hamilton (@lewishamilton) el2 Dic, 2018 a las 11:54 PST

Hamilton cortó las especulaciones en sus stories de instagram."Siempre he querido una moto desde que era un niño, pero estoy superagradecido que mi padre me comprara un kart. Pero mi nuevo amor fuera de pista es mi moto. Tengo el mayor de los buenos deseos y respeto por estos pilotos de motos. Es una disciplina muy diferente, pese a que requiere las mismas condiciones básicas como el tiempo, la paciencia, la valentía, la concentración, la agilidad o el riesgo. Y todo ello lo convierte en un deporte alucinante. Y sí, me encantaría pilotar motos. Pero estos chicos están a otro nivel, y creo que yo voy a seguir disfrutando de rodar y probar los límites en pista", afirma, antes de enviarle un mensaje a Valentino Rossi.

"Valentino, necesito ir al rancho cuanto antes", menciona al italiano, en relación al terreno que tiene dedicado en su Tavullia natal donde es habitual que vayan amigos y otros pilotos para rodar junto al nonacampeón del mundo de motociclismo.