El Congreso pidió ayer a la Federación Española de Fútbol que reconozca como oficial la Copa de la España Libre o Copa de la República, un torneo futbolístico celebrado en 1937, en plena guerra civil, y que ganó el Levante. La intención de la iniciativa persigue que este trofeo se tenga en cuenta en el recuento de Copas del Rey, tal y como sucede con la Copa del Generalísimo, para que el citado equipo valenciano pueda sumar un título en esta categoría. La Copa de la España Libre o Copa de la República era la heredera legal de la competición que en los primeros años del siglo xx comenzó a disputarse en honor a Alfonso XIII.