Levante - Eibar
Orellana, entre Cabaco yRochina. EFE

El equilibrio de fuerzas entre dos equipos parejos y la falta de acierto por parte de ambos conjuntos propiciaron este sábado un empate sin goles en el Ciutat de València en un encuentro que tanto Levante UD como SD Eibar trataron de ganar.

El ritmo del partido fue creciente, ya que tras una primera mitad bastante insulsa, en la segunda unos y otros trataron de imponer su ley, aunque la falta de argumentos en las áreas lastró a ambos conjuntos.

Las alternativas se mantuvieron hasta el final, pero el cansancio y la falta de consistencia impidieron que llegara el gol, a pesar de que ninguno de los dos equipos dio por bueno el punto.