Pase de Messi
Momento en el que Messi, en vez de tirar a puerta en el penalti, se la cede a Suárez para que marque. CANAL+

El Barça ganaba 3-1 al Celta en el Camp Nou. Era el minuto 81 y Messi forzaba un penalti. El argentino cogió la pelota y en vez de lanzar... sorprendió a todos.

Messi no disparó, sino que cedió con suavidad a su derecha, donde irrumpió Luis Suárez para marcar el 4-1, ante la mirada atónita de los jugadores del Celta.

Esta jugada es legal, porque el reglamento permite que otro jugador del equipo lanzador toque el balón tras una pena máxima.

Tampoco es nuevo. Johan Cruyff lo hizo en un partido del Ajax en 1982 y Pirès y Henry, con menos éxito, en un Arsenal-Manchester City en 2005.

Encuesta

El penalti indirecto del Barça al Celta: ¿genialidad o falta de respeto?

Es una genialidad. Hacen falta más jugadas así que sorprendan a los aficionados.
54,2 % (3107 votos)
Falta de respeto. Es una humillación al rival y refleja soberbia.
45,8 % (2626 votos)