El 'caso Messi': un año de lesiones, malas recuperaciones y un verano sin descanso

  • Las continuas lesiones han convertido el 2013 en un calvario para Leo Messi.
  • El argentino ha sufrido cuatro lesiones durante el año y no jugará hasta 2014.
  • El doctor González, experto en medicina deportiva, apunta a la mala pretemporada de Messi y a sus precipitados regresos como causas de sus continuas lesiones.
  • Cesc ocupará su puesto en el equipo y Neymar asumirá aún más protagonismo.
Leo Messi, lesionado en el partido ante el Betis.
Leo Messi, lesionado en el partido ante el Betis.
EFE

Las lesiones han convertido el 2013 en el año más triste de Leo Messi desde su llegada al FC Barcelona. La rotura en el bíceps femoral en la pierna izquierda que se produjo en el partido ante el Betis le tendrán fuera hasta 2014 y suponen un punto y final a un año para olvidar.

Todo empezó en abril, cuando una lesión muscular en el partido de ida ante el PSG en los cuartos de final de la Champions le tuvieron diez días de baja. Fue un aviso, pero nadie lo quiso ver. Se precipitó su regreso, volvió a jugar de inmediato, forzó ante el Bayern en las semifinales y, finalmente, se volvió a romper. Adiós a la temporada.

El verano era el momento perfecto para recuperarse. Sin compromisos con la selección, el argentino tenía más de un mes para recuperar fuerzas, pero su agenda no le permitió descansar ni un momento. Sus numerosos compromisos publicitarios, unido a diversos actos solidarios y humanitarios, le hicieron recorrer el mundo cual Willy Fog: de Italia a Senegal, luego a Colombia, Perú, Los Angeles y, finalmente, Argentina. Una auténtica locura.

De inmediato se incorporó a la pretemporada del Barça y su condición física nunca pareció la más idónea. Su indiscutible calidad le hizo seguir marcando goles, pero ya no se iba en velocidad como antes ni exhibía esa superioridad insultante que le convirtió en el indiscutible rey del fútbol.

Ante el Almería, en Liga, tuvo su tercera lesión del año. Un pinchazo muscular le hizo abandonar el partido, eso sí tras marcar un genial gol, y le dejó fuera de los terrenos de juego tres semanas. Volvió a jugar, pero siempre con la sombra de una nueva lesión en la cabeza. Se le veía correr menos, permanecer más estático durante los encuentros, sin chispa en sus arrancadas y sus potentes regates dejando atrás a un rival tras otro se dejaron de ver.

Varios partidos sin marcar preocuparon tanto a la hinchada como en el club, por mucho que se negara, hasta que la rotura definitiva llegó. Ante el Betis se volvió a romper y esta vez la lesión ya es más seria, pues le hará perderse casi dos meses de competición. El parón obligado llega en buen momento para el Barça, con la Champions ya decidida y una buena ventaja en la Liga, pero ahora lo que preocupa es que Messi vuelva a su máximo nivel, sin dudas de ningún tipo.

"No hizo pretemporada y le está pagando factura"

Repasado ya el 'caso Messi', ¿cuáles son las causas de sus continuas lesiones? El experimentado doctor deportivo José González, actual Director Médico del Centro Médico Deyre, Medicina Deportiva, Traumatología y Rehabilitación, tiene claro que "hace tiempo que se veía que no estaba bien físicamente" y avisa de que si no se cuida más "seguirá teniendo lesiones".

"La alimentación es muy importante y puede ser, sin duda, una de las causas de tantas lesiones", afirma el doctor González, cuestionado sobre si un cambio en los habitos alimenticios del argentino podría ser en parte la causa de las continuas lesiones de este año.

Pero el principal motivo se encuentra en la preparación realizada por Messi esta temporada. "La pretemporada que ha hecho le está pasando factura. No ha hecho pretemporada y después no realizó una preparación específica y lo está pagando", asegura contundente el galeno.

La total recuperación de Messi debe ser una prioridad, y no volver antes de estar plenamente recuperado es fundamental para evitar nuevas recaídas, opina el doctor González. "A los jugadores tan mediáticos la sociedad le exige más, y un jugador como Messi sufre más. No debe volver hasta que no esté totalmente recuperado".

Soluciones: Cesc y Neymar

La baja de Leo Messi durante estos dos meses tiene un claro sustituto: Cesc Fábregas. El centrocampista del Barça está completando una gran temporada y lleva tiempo reivindicando un puesto como titular, considera que debería tener más minutos. Sin Leo, jugará en una posición que no le es desconocida, de 'falso 9', y su rendimiento es una garantía. Alexis Sánchez es la otra opción para ocupar esa demarcación.

La ausencia del argentino también hará que Neymar asuma más protagonismo. El brasileño se ha crecido hasta ahora siempre que Messi no ha estado a su lado en el ataque y se ha echado al equipo a las espaldas, asumiendo su rol de jugador determinante.

Hasta ahora, las ausencias del actual Balón de Oro no se han notado en el equipo. Ante el Celtic en Champions se ganó y se goleó al Valladolid sin dificultades. Eso sí, ante Osasuna, justo después de la lesión y encuentro que Messi empezó en el banquillo y en el que no entró hasta el minuto 68, el Barça cosechó su único pinchazo liguero del año, un empate. Ante el Betis, partido que Messi tuvo que abandonar con empate a cero, acabó con goleada culé (1-4).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento