Leo Messi
Leo Messi con los nuevos trajes del Barça. FC BARCELONA

Leo Messi sigue los pasos de Gerard Piqué. No en el fútbol, sino en los negocios. A ninguno de los dos jugadores del FC Barcelona se les ha dado bien su aventura en la gastronomía. Hace unos meses cerraba la hamburguesería del defensa y ahora acaba de hacerlo el restaurante del delantero argentino y de su hermano, también en la capital catalana.

Dos años después de su inauguración, Bellavista del Jardín del Norte ha cerrado sus puertas y anuncia un cambio de modelo de negocio, enfocado a eventos de empresa y celebraciones particulares. El local ocupa 1.000 metros cuadrados en la céntrica calle Enric Granados, y cuenta con un jardín de similar extensión que recrea la estructura tradicional de un pueblo, con su plaza, su iglesia y su campanario.

Fuentes del Grupo Iglesias, socio de los Messi en esta aventura, culpa a los malos resultados de "la turismofobia, la crisis, los atentados, el aumento brutal de la inseguridad ciudadana, la política... El problema es cuando todo eso se convierte en una tendencia", explican en declaraciones a ‘La Vanguardia’.

Protestas de los vecinos

La apertura del local en 2016 levantó polvareda entre los vecinos de la zona, que recogieron firmas por considerar que amenazaba su “derecho al descanso y la tranquilidad”. La asociación SOS Carrer Enric Granados, con el respaldo de la Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona (FAVB), denunció que el establecimiento no disponía de licencia de actividad para el jardín, rodeado por más de un centenar de viviendas.