Ledecky se supera a sí misma y Peaty destrona a Van der Burgh en los Mundiales de Kazán

  • Ledecky terminó la prueba de este martes en 15:25:48, superando su propio récord del mundo de 1.500 metros, registrado el lunes con 15:27:71.
  • Peaty arrebató este martes el récord mundial de 50 braza a Van den Burgh, quien se había hecho con él sólo unas antes de que lo superara Peaty.
  • Melani Costa no logró clasificarse para las semifinales de 200 metros libres, al igual que Marc Sánchez, que se quedó fuera de la final de los 800 metros libres.
La nadadora Katie Ledecky durante los 1.500 metros estilos femeninos en los Mundiales de natación que se celebran en Kazán.
La nadadora Katie Ledecky durante los 1.500 metros estilos femeninos en los Mundiales de natación que se celebran en Kazán.
EFE

Los Mundiales de Kazán no paran de registrar récords mundiales. Más concretamente, siete. Gracias, en parte, a la nadadora estadounidense Katie Ledecky, que se ha proclamado este martes campeona del mundo de 1.500 metros superando su propio récord del mundo de la modalidad conseguido el lunes.

El británico Adam Peaty, además, puso fin al efímero reinado del sudafricano Cameron van der Burgh al borrar su registro de la mañana con una nueva marca mundial en los 50 braza, en la tercera jornada de los Campeonatos del Mundo de Natación, que se disputan hasta el 9 de agosto en la ciudad rusa de Kazán.

Ledecky demostró una vez más que no tiene más rival que ella misma: el lunes pulverizaba el récord de los 1.500 metros en las series clasificatorias (15:27.71), mejorando la mejor marca del mundo que había logrado el año pasado en Gold Coast (Australia) y el récord de España masculino de la misma distancia. Si en las series no se reservó, en la final arrasó.

La de Washington concluyó la prueba en 15:25.48, 15 segundos por delante de la medalla de plata, que consiguió la neozelandesa Lauren Boyle (15:40.14) y 22 menos que la húngara Boglarka Kapas, bronce (15:47.09).

No contenta con ello, Ledecky —que desde los Mundiales de Barcelona ha mejorado su récord en 11 segundos— saltó a la piscina de calentamiento para prepararse para las semifinales de 200 libre, donde pasó a la final con la sexta mejor marca (1:56.76). La italiana Federica Pellegrini (1:56.23) marcó la referencia por delante de la estadounidense Missy Franklin (1:56.37), ambas ganadoras de sus respectivas series.

Peaty arrebata el récord de 50 braza a Burgh sólo unas horas después

En las semifinales de 50 braza, el británico Adam Peaty batió el récord mundial en esa categoría durante las semifinales de la prueba del Mundial de Kazán, después de parar el crono en 26.42.

Así dejó sin vigencia el récord del mundo que establecía desde este martes por la mañana el sudafricano Cameron van der Burgh, quien había dejado el récord en 26.62 durante las eliminatorias, mejorando en cinco centésimas la anterior marca, también en su poder desde hace seis años en los Mundiales de Roma.

Así, el inglés pasó a la final por delante de Van der Burgh (26.74) y del estadounidense Kevin Cordes (26.76). El brasileño Felipe França Silva, el esloveno Damir Dugonjic, el neozelandés Glenn Snyders, el serbio Caba Siladi y el lituano Giedrius Titenis completarán el elenco de la final.

De esta forma, ya son siete los récords del mundo que se han batido en Kazán: los logrados por la sueca Sarah Sjöstrom en las semifinales y la final de 100 mariposa, los de Ledecky en las series y la final de los 1.500 metros, el de la húngara Katinka Hosszu en los 200 estilos, el de Van der Burgh en 50 braza y el de Peaty en esa misma prueba.

Cuatro nuevos oros

Por su parte, el británico James Guy se proclamó campeón del mundo de 200 libres tras imponerse en la final, con un tiempo de 1:45.14, al chino Sun Yang (1:45.20) y al alemán Paul Biedermann (1:45.38).

El estadounidense Ryan Lochte sólo pudo ser cuarto (1:45.83) y el sudafricano Chad Le Clos, sexto (1:46.53). Tras ellos, la australiana Emily Seebohm se colgaba el oro en los 100 espalda (58.26) por delante de su compatriota Madison Wilson (58.75), plata, y de la danesa Mie Oe Nielsen (58.86).

También hubo dominio oceánico en la final de 100 espalda, con el australiano Mitchell Larkin (52.40), superando al francés Camille Lacourt (52.48) y al estadounidense Matt Grevers (52.66).

En la final de 100 braza, la rusa Yuliya Efimova recuperó su trono (1:05.66), mientras que la lituana Ruta Meilutyte, vigente plusmarquista mundial, fue plata (1:06.36) y la jamaicana Alia Atkinson, bronce (1:06.42). En semifinales de 200 mariposa, el húngaro Laszlo Cseh pasó con el mejor crono a la final (1:53.53) por delante del sudafricano Chad Le Clos (1:54.50).

Costa y Sánchez, eliminados de sus pruebas

Por su parte, Melani Costa no pudo clasificarse para las semifinales de los 200 metros libres. La nadadora balear, sexta en la final de los 400 libres, finalizó con un tiempo de 1:59.00 y se quedó a 32 centésimas del pase. Tampoco se metió en la final de los 800 metros libres el mallorquín Marc Sánchez después de hacer el duodécimo mejor registro de los participantes con 7:51.19.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento