Lebron James
El jugador de Cleveland, LeBron James. AGENCIAS

LeBron James, estrella de los Cleveland Cavaliers, no parece conformarse con brillar bajo los aros de la NBA y parece empeñado en ampliar sus horizontes.

El estadounidense, además de las inquietudes que le llevan a plantearse cambiar el balón de baloncesto por el de fútbol americano, está muy pendiente de la situación política de EE UU, hasta el punto de prestar su imagen al actual presidente Barack Obama cuando aspiraba a suceder a George W. Bush.

Así, en la revista masculina Maxim, James se despachó a gusto con el actual máximo responsable del gobierno estadounidense cuando fue preguntado por el jugador que él elegiría para hacerle un mate en la cara.

"No sería un jugador, sería Bush. Querría machacarle en la cara, además rompería el aro y haría pedazos el tablero", sentenció.