LeBron James
LeBron James se emociona al enterarse de la muerte de Erin Popovich, esposa del entrenador de San Antonio Spurs. Twitter.com @_MarcusD2_

Gregg Popovich es uno de los entrenadores más respetados y queridos de la NBA. Sus éxitos deportivos sólo están a la altura del cariño que le guardan todos los jugadores que han estado a sus órdenes, lo que ha convertido su figura en una personalidad muy respetada en cualquier cancha.

Por eso, la NBA y los propios jugadores sean propios o rivales se han volcado con él en sus momentos más duros. Erin Popovich, mujer del entrenador de San Antonio Spurs, falleció este miércoles, tras no poder luchar más contra una grave enfermedad respiratoria con la que llevaba batallando desde hace dos décadas, prácticamente coincidiendo con la llegada de Gregg a la franquicia texana.

"Lloramos la pérdida de Erin. Era una mujer fuerte, maravillosa, amable e inteligente que brindaba amor, apoyo y humor para todos", dijo R.C. Buford, gerente de los Spurs. La propia NBA envió un mensaje de condolencias desde su cuenta oficial de twitter:

Una de las imágenes más duras de la noche en la que la familia de la NBA recibió la noticia la protagonizó la gran estrella de la liga estadounidense, LeBron James. El alero de Cleveland Cavaliers, tras el segundo partido de playoffs de la Conferencia Este contra Indiana Pacers, no pudo reprimir las lágrimas cuando le contaron la noticia en TNT, en una conexión en directo que provocó las críticas entre la afición acusándoles de no tener sensibilidad. "Soy un gran fanático de Pop. Me encanta Pop. Una tragedia así. Mis mejores deseos para Pop y su familia. Son noticias devastadoras. La familia de la NBA ... todos nos mantenemos unidos. Algo así pone todo en perspectiva", dijo, notablemente emocionado, James.