Joan Laporta
Joan Laporta, durante la manifestación convocada por la Plataforma por el Derecho a Decidir. (Efe)

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, apeló hoy a la unidad del barcelonismo, para que el proceso de la moción de censura no acabe pasando factura al club y acabe creando fisuras en su entorno. Pero lo más llamativo fue su forma de despedir su discurso, al grito de "visca Catalunya lliure" (viva Cataluña libre).

Durante el trigésimo quinto encuentro de peñas de Olot y comarca, Laporta ha manifestado que lo que más desea es que la moción "no lleve a enfrentamientos entre barcelonistaa", sino que entre todos se busque "la unidad del FC Barcelona".

Ninguna presión hará cambiar mis ideales

"Tenemos que conseguir entre todos llevar el proceso con excelencia", ha recalcado el presidente del club catalán, quien considera que tiene más peso la gestión efectuada por él y su junta directiva durante los cinco últimos años que los motivos que han impulsado el proceso. "Si ponemos en la balanza lo que se ha hecho y los motivos de la censura creo que es desproporcionado", ha asegurado.

Durante su discurso, Joan Laporta ha defendido su particular estilo de llevar la entidad. "Para dirigir al Barça se debe tener carácter. Soy humano, también cometo errores, pero soy así, directo y siempre voy de cara. Ninguna presión hará cambiar mis ideales".

En lo referente al aspecto deportivo, el presidente ha admitido que se siente "ilusionado" por el cambio de ciclo liderado desde el banquillo por Josep Guardiola y ha apuntado que "las dos Ligas y la Champions conseguidas en cinco años no tienen precedentes en la historia del club".