Joan Laporta ha comparecido en rueda de prensa para confirmar su continuidad al frente de la presidencia del Barça a pesar de la dimisión de ocho de sus directivos unas horas antes.

"Hemos decidido continuar por coherencia con la postura que habíamos mantenido desde el principio", aseguró Laporta. El presidente lamentó la marcha de ocho de sus compañeros de junta a los que agradeció su trabajo en beneficio del Barça.

Laporta ha confirmado que la asamblea no se celebrará en el mes de agosto

El máximo dirigente azulgrana explicó, no obstante, que someterá su cargo al referéndum de los socios compromisarios del Barça en la próxima asamblea. Serán 3.000 los abonados que podrán decidir en esa junta si Laporta debe seguir en la presidencia del club.

Todavía no hay fecha, pero el presidente confirmó que "no será en agosto". Septiembre parece el mes más indicado para que Laporta se someta al juicio de los socios compromisarios.

Ya ha realizado un nombramiento

El presidente ha anunciado que nombrará nuevos directivos para completar las bajas en la junta (cuatro como mínimo), y ha vuelto a recordar que siguen entendiendo que el resultado de la moción de censura "fue un voto de castigo".

El mandatario barcelonista defendió que por sentido de la responsabilidad ha buscado "la cohesión de la junta", pero se ha lamentado de que no ha sido posible "por diferencia de criterios por cómo debíamos de continuar después del voto de censura".

Josep Cubell ha sido el nuevo designado como nuevo secretario del club.

"Sentido de la responsabilidad"

El presidente del Barcelona ha reiterado que los directivos y él mismo han decidido continuar al frente de la entidad por "sentido de la responsabilidad" y ha reiterado que lo que daba más estabilidad al club es que él se quedara al frente de la entidad junto con diez directivos.

"La otra posibilidad no es que se quedaban los 17 directivos menos el presidente. De la otra manera, no me iba yo y se quedaban todos", ha reiterado Laporta, quien ha desvelado que los directivos que han dimitido habían pedido que el presidente presentara su renuncia.

Para el dirigente del Barcelona es fundamental "recuperar la calma institucional" para garantizar "la planificación prevista" y también para llevar a cabo "la planificación prevista en la gestión de las plantillas".

Creo que se ha personalizado mucho en mi persona y para no perjudicar a mis compañeros de junta, tengo que someter mi cargo a la asamblea

La decisión de que sea la asamblea general de compromisarios la que decida sobre el futuro de Laporta se ha tomado porque "es el órgano supremo de la entidad que tiene que marcarnos la línea a seguir". "Esta decisión sólo me afectaría a mí, no al resto de la junta. Creo que se ha personalizado mucho en mi persona y para no perjudicar a mis compañeros de junta, tengo que someter mi cargo a la asamblea", ha insistido.

En cuanto a la fecha en la que se celebrará la asamblea, Laporta explicó que no será en agosto, una decisión que la ha justificado en la cantidad de compromisos que tiene que afrontar la entidad.